martes, 27 de noviembre de 2012

Kate Moss / Belleza indiscutible, conducta cuestionada

Kate Moss
Marlboro Light

Fotos memorables / Kate Moss
Kate Moss / Desnuda
Kate Moss / Vietnam, 1996
Kate Moss / Niña
Kate Moss / Con más curvas y en topless
Kate Moss / Nunca fui anoréxica ni heroinómana 
Kate Moss según Lucian Freud
Kate Moss / La chica a la que no le quitamos el ojo
Johnny Depp y Kate Moss 15 años después
Kate Moss / Novia a la fuga
Noami Campbell / Kate Moss
Kate Moos y los pájaros de Lucian Freud
Kate Moss / La mujer que venció al escándalo

DRAGON

Kate Moss / A date with Lucian Freud
Was Kate Moss exploited as a young model
Kate Moss by Terry Richardson
How a nude Kate Moss helped define the 90s
Kate Moss says she was never anorexic
Kate Moss / Nude
Mario Testino / In Your Face
Kate Moss / Old Pictures in Vietnam
Kate Moss / Noami Campbell / Two beautiful women
Kate Moss / Quote
Kate Moss / 25 Years in Fashion
Smoking Room / Kate Moss
Kate Moss / Girl
BIOGRAPHIES

Kate Moss
Katherine Moss
Surrey, Inglaterra, 16 de enero de 1974





Es una modelo atípica e inusual. Su historia nada tiene que ver con las ansias de las chicas hoy día, por convertirse en modelos de marcas de lujo. La suerte ha jugado a su favor desde sus comienzos. Fue descubierta en el aeropuerto JFK a la edad de 14 años por un cazatalentos, Sarah Douglas, de la que sería la futura agencia Storm, cuando se disponía a viajar con su familia. Desde ese momento Kate no ha parado de trabajar ni un solo año, siendo la imagen de multitud de marcas reconocidas.
Saltó a la fama de manera inusual y sus comienzos estuvieron marcados siempre por la polémica.












kate-moss-09-27-07.jpg

 Si hacemos un breve repaso a la historia nos daremos cuenta que en los años 90 los cánones establecidos por los diseñadores no se ajustaban a los rasgos de la pequeña Kate, la modelo mas bajita de las pasarelas.”. El diseñador Versace ayudó sin duda a que las modelos dejaran de ser llamadas maniquís y obtuvieran un lugar reconocido dentro del mundo de la moda. Altas, grandiosas, con curvas y formas… esos eran los cánones imperantes en estos primeros años, y Kate Moss no se ajustaba a ellos.












 

Pero lo que si le sobraba a Kate era juventud, frescura, naturalidad y personalidad, todo un compendio que ayudó a la modelo a cambiar el pensamiento dentro de los profesionales de esta gran industria. Aunque los principios fueron difíciles y criticados, su mirada de niña pícara siempre le abrió puertas. No era perfecta. Su físico distaba mucho de los cánones estéticos establecidos. Pero irradiaba frescura, un encanto abrasador que la hacía irresistible incluso para pasarela, donde condición sine qua non para desfilar es medir, al menos, 1,75 metros de estatura. En contrapartida a su escaso 1,70 de altura, la top model tenía unas medidas perfectas (83-57-88); una larga melena castaña y unos ojos rasgados de color miel, que dulcificaban sus angulosas facciones.












Kate Moos
Louis Vuitton


A partir de este momento la modelo emprendió una carrera fulgurante, portada de las más prestigiosas revistas de moda, y participando en los desfiles y producciones de moda, más importantes del mundo.

Una de sus primeras campañas y uno de los diseñadores que primero vio en Kate la imagen perfecta  y que mejor compaginaba para sus campañas fue Calvin Klein, donde la modelo se dio a conocer al mundo entero ya que durante meses estuvo protagonizando las vallas del centro de New York.













A Kate siempre se la ha relacionado con la anorexia, ya que sus rasgos aniñados y su complexión delgada y sin formas competía con las curvas sin fin de modelos como Claudia Shiffer, Linda Evangelista, Karen Mulder, naomi Campbell etc… que en ese momento reinaban en todas las pasarelas.

Así, Kate se convierte en la musa de grunge, la niña andrógina con cara de ángel. Su fuerte personalidad se hace patente ante la cámara de los fotógrafos más prestigiosos del mundo. Lucian Freud la convirtió en su modelo.

 Es capaz de meterse en la piel de cualquier personaje y dotarle de sentimiento, con tan sólo una mirada.Desde sus comienzos Kate ha hecho ganar mucho, pero que mucho dinero a personajes influyentes dentro de la moda, así, ella misma poco a poco se ha convertido en un icono.Asidua a salir en todo tipo de diarios sensacionalistas, su vida ha sido noticia desde sus comienzos. 











Johny Deep y Kate Moss


Sonada fue su relación con el actor Johnny Deep, donde protagonizaron una de las parejas más conocidas del aquel momento. Fiestas, excesos, alcohol y drogas son palabras que han marcado su vida y su carrera.
El actor ha comentado en alguna ocasión que estuvo perdidamente enamorado de Kate y que su relación fue muy pura. Cuando se terminó él descubrió, sin duda, lo que significaba estar sólo.
Kate ha tenido una vida marcada por los antónimos: el blanco y el negro, lo vació y lo lleno… En alguna ocasión declaró que nunca había salido a desfilar sobria, siempre bebida. Su alcoholismo y su íntima relación con las drogas hacen que los paparazzis la persigan toda su vida.












Kate y ex marido
 

En el año 2002 se casó y  dio a luz a su hija, parecía en cierta manera que la bestia que lleva dentro se había calmado, pero no era así. Es una incondicional de las portadas de todas las revistas del mundo gracias a su relación con el cantante de Babyshambles, Peter Doherty.


 Pero sus fotos más escandalosas fueron publicadas cuando la modelo esnifaba cocaína en el estudio de grabación del cantante, y cuando esas fotos vieron la luz, se origino el escándalo. Pero lejos de hundirse, resucitó como ave fénix y siguió con más cache y poder que nunca. Lo que se vio de kate es lo que hacen millones de personas dentro de este mundo, pero que no se les graban o no se les ve. Así que la modelo puedo en esos difíciles momentos darse cuenta de quienes la apoyaron y quienes eran sus amigos.












Kate y Doherty



Kate siempre ha sido musa para todos, para fotografos, para diseñadores y sobre todo para músicos, ya que la modelo ha instaurado un estilo propio a la hora de vestir que la ha llevado a ser copiada en todo el mundo. Kate Moss lleva prendas que se convierten en una segunda piel, jamás prendas muy ajustadas ni que le hagan sentir incómoda. Es la reina de las mezclas y del vintage, se fija en unas y otras tendencias y las ajusta a su gusto personal, y siempre acierta.













 Cinturones anchos, camisas tipo túnica, vestidos holgados y muy escotados, botas,  vaqueros, americanas blancas y negras,boleros de colores pastel, camisetas negras y de tipo masculino blancas son algunos de los hits que la han hecho famosa.~












Colección para Top Shop. Yahoo

De hecho se ha embarcado en una nueva andadura como diseñadora para la firma londinense Topshop, que le ha propuesto diseñar sus propias prendas.
La modelo es una de las personas más influyentes del mundo de la moda y una de las más ricas del mundo, según la prestigiosa revista Forbes.







VIDA AMOROSA DE KATE MOSS





A pesar de lo sobreexpuesta que ha sido su vida, Kate Moss guarda un secreto. Un pequeño corazón tatuado en la mano izquierda la vincula a un amor que nunca ha querido revelar. “Yo era joven y estaba enamorada”, ha sido su única explicación.



Prematura en todo el sentido de la palabra, la musa del modelaje pierde la virginidad a los 14 años en un viaje a Las Bahamas, casi al mismo tiempo en que es descubierta y lanzada al estrellato y sólo un poco después de comenzar su incursión en el mundo del alcohol y el cigarrillo.





Con una vida llena de excesos, sus relaciones han estado marcadas por el escándalo –la mayor de las veces-, los encuentros pasajeros y las drogas. Sí, porque “la diosa blanca” de las pasarelas ha buscado compañía en hombres que sólo han aumentado su adicción. A la par que su carrera, la vida amorosa de Kate ha sido seguida de cerca por la prensa, vinculándola con el modelo Mario Sorrenti, el guitarrista de Spacehog, Antony Langdon; el cantante de Lemonheads, Evan Dando, los artistas plásticos Jake Chapman y Jesse Wood, los actores Billy Zane, River Phoenix, Leonardo DiCaprio, Daniel Craig (el nuevo James Bond) y Mark Guerriero, amigo de su juventud. 




Hasta ahora la relación más famosa fue la que sostuvo durante tres años con Johnny Depp (“la pareja de la década”, según la revista Vanity Fair).Durante los casi cuatro años que están juntos, ambos aparecen involucrados en toda suerte de peleas de borrachos, incluida la destrucción de la suite de un hotel en Manhattan.

A fines de 1998, la tormentosa relación, que concurre entre un departamento en París y otro en Nueva York, termina abruptamente cuando Kate Moss es retratada besándose en un club nocturno con el cantante Lenny Kravitz.

Al poco tiempo, concede una entrevista al editor de la revista “Dazed & Confused”, Jefferson Hack, con quien rápidamente se empareja; ella pasaba, entonces, por uno de sus peores momentos que terminan con su internación en una clínica psiquiátrica.

El 29 de septiembre de 2002, Moss dio a luz una niña, Lila Grace, fruto de su unión con Jefferson Hack, editor de la revista Dazed & Confused, de quien se separó dos años más tarde. 

El 2004, cuando sus lazos con Hack son mínimos, se vincula al actor Daniel Craig (el nuevo James Bond) y durante los pocos meses que están juntos ella tiene que pagar 3,6 millones de dólares al padre de su hija para impedir que ventile sus secretos. Como una forma de agradecer “su gratitud y paciencia” le compra además, una mansión en Londres.


A comienzos de 2005 empieza a salir con el cantante punk Pete Doherty y, aunque en agosto de ese año es fotografiada de la mano de Kravitz, por Nueva York, –en lo que se entendió como una suerte de reconciliación-, la modelo mantiene su relación con el niño terrible de los ingleses. Lider de dos afamadas bandas, su vida también está marcada de vicios y excesos y, precisamente, en una de sus fiestas es que Kate Moss es grabada aspirando cocaína y lanzada a la polémica portada del tabloide “Daily Mirror”. Kate Moss se separa poco despues del escandalo.

De la modelo también se ha dicho, que ha tenido relaciones amorosas con la estrella de televisión británica Davinia Taylor y con Sadie Frost, alegando incluso un trío entre ellas y entre Frost y su entonces esposo, el actor Jude Law.

http://www.publispain.com/kate-moss/vida_amorosa.html


BIOGRAFÍA

Kate Moss
Surrey (Inglaterra)16 de Enero de 1974Signo:CAPRICORNIO
ModeloModelo
Casada/oHijos:Lila GraceHermanos:1
Altura:1,70Ojos:MarronesPeso:47 kgMedidas:83-57-88
Kate Moss nació en Addiscombe, Croydon (Inglaterra) un 16 de enero de 1974. Es hija de una camarera llamada Linda Rosina y un agente de viajes de nombre Peter Edward Moss. Tiene un hermano pequeño llamado Nick y una media hermana llamada Lottie (Charlotte) y otro medio hermano. Sus padres se divorciaron cuando tan solo tenía 13 años. Su educación transcurrió entre el Ridgeway Primary School y el Riddlesdown High School. A pesar de no ser buena estudiante era un excelente deportista.

   De aspecto frágil y rasgos aniñados, sus medidas (83-57-88) revolucionaron el mundo de la moda a principios de los años 90, y pusieron fin al reinado de las modelos exuberantes y con curvas. Nada tenía que ver con las modelos del momento como Linda Evangelista, Claudia Shiffer, Cindy Crawford o Naomi Campbell.

   Criticada a menudo por fomentar la anorexia, Kate Moss se ha convertido, a pesar de todo, en un icono de la moda actual gracias a su imagen natural y fresca. La modelo británica ha protagonizado campañas para Burberry, Loewe, Dolce & Gabanna, Yves Saint Laurent, Cerruti 1881 o más recientemente la firma barcelonesa Mango. Ha desfilado para Versace, Versus o Chanel y ha trabajado con los mejores fotógrafos como Mario Testino, Mario Sorrenti, Steven Klein o Juergen Teller. En el año 2007, apareció en la revista estadounidense 'Forbes' como la segunda modelo mejor pagada del mundo.

   Comienza en el mundo de la moda con tan sólo 14 años, cuando en 1988 es descubierta por Sarah Doukas -fundadora de la agencia de modelos Storm- en el aeropuerto JFK de Nueva York cuando regresaba de un viaje de las Bahamas. Después de posar para numerosas revistas de adolescentes, fue una sesión fotográfica publicada en 'Harper's Bazaar' la que le lanzó definitivamente a la fama.

   En 1992, Kate Moss se convierte en la imagen de la prestigiosa firma estadounidense Calvin Klein quien, fascinado por la naturalidad de Kate, usó únicamente el desnudo de la modelo para vender sus productos y sin que éstos aparecieran en la campaña.

   Aunque no llega al 1,70 de estatura, Kate Moss empezó a llamar la atención de los principales diseñadores y a aparecer en la portadas de las mejores revistas de moda. Su extrema delgadez impuso un nuevo prototipo de mujer natural, sin artificios, que se mostraba tal cuál, y que dejaba en segundo plano a la mujer con curvas.

   Pero a pesar de ser uno de las modelos más importantes durante la década de los noventa, Kate ha sufrido en el terreno personal la parte negativa del éxito. Sus detractores han criticado su imagen de "niña abandonada y anoréxica", y la modelo ha tenido problemas con la alimentación, las drogas y el alcohol.

   En 1998 fue ingresada en una de las clínicas privadas más exclusivas de Londres por "agotamiento" y no reapareció hasta dos meses más tarde. Fue entonces, cuando la modelo hizo unas explosivas declaraciones a la revista 'The Face', en las que aseguraba que se había pasado la última década saliendo a las pasarelas borracha. Posteriormente, la modelo ha llegado también a decir que ingresó en una clínica de desintoxicación por voluntad propia, y para acabar de una vez por todas con sus adicciones.

   "Lo pasaba muy bien cuando consumía drogas, pero al mismo tiempo sufría grandes depresiones. Las drogas pueden ser muy divertidas, pero te hacen ver el lado más terrible y crudo del ser humano; y por suerte hoy son cosa del pasado", confesó la modelo a David Bowie en un reportaje exclusivo para la revista 'Q'.

   Actualmente, confiesa haber superado su fuerte adicción a las drogas aunque también admite que aún sigue bebiendo mucho: "Debo reducir mi cantidad de alcohol, sobre todo en los eventos de moda y espectáculos".

   La guapa modelo no sólo ha seducido a los fotógrafos, sino que el excéntrico pintor británico Lucien Freud le propuso realizar una serie de retratos. Kate no lo dudó dos veces y posó desnuda en un sillón estando embarazada. El cuadro, que refleja las formas voluptuosas de Kate, se ha convertido en una de las obras contemporáneas más caras vendidas en Europa.

   Elegida mujer del año en 1996, su trabajo como modelo no sólo se ha limitado a las pasarelas y a las campañas publicitarias; ha figurado en los calendarios de Pirelli y ha participado en algunos vídeos musicales y películas.

   Kate Moss siempre había soñado con ser cantante. Su amigo Bobby Gillespie, líder de la banda 'Primal Scream', el que le brindó su primera oportunidad en el mundo de la música. La modelo interpretó a dúo con Bobbie el primer single extraído del grandes éxitos de la formación, titulado 'Some velvet morning'. La belleza de Kate y su insinuante forma de cantar le otorga a este clásico de Nancy Sinatra un toque más sensual.

   En el plano personal cabe destacar eal actor Johnny Depp al que estuvo unida sentimentalmente durante muchos años. Tras su ruptura, la modelo mantuvo una relación de cuatro años con el padre de su hija Lila Grace, nacida el 29 de septiembre de 2002, el periodista Jefferson Hack. La pareja se conoció durante una entrevista, poco después de su ruptura con Depp. Según las declaraciones realizadas por un amigo de la pareja al diario británico 'The Sun': "Kate dejó de amar a Jefferson y para él fue terrible porque creía que la relación sería para siempre".

   Después llegaría el polémico cantante Pete Doherty, antiguo líder de 'The Libertines' y más tarde de los 'Babyshambles'. La pareja se conoció en el año 2005 durante la fiesta por el 31 cumpleaños del intérprete británico. El 11 de abril de 2007, el cantante anunció su compromiso con la top inglesa durante uno de sus conciertos en la capital británica en el que Kate participaba. En el mes de julio de 2007, Moss y Doherty pusieron punto y final a una tormentosa relación plagada de escándalos e idas y venidas.

   Actualmente, Kate Moss se encuentra felizmente casada junto a líder de 'The Kills', Jamie Hince. La pareja comenzó a salir a finales de 2007 para después prometerse el 26 de marzo de 2008 durante un viaje a Amsterdam en el que el guitarrista le pidió matrimonio con un anillo  de 1920 valorado en 10.000 libras (unos 13.000 euros). Finalmente Moss, vestida con un diseño de John Galiano, y Hince se dieron el sí quiero el 1 de julio de 2011 en la iglesia de St Peter, en Southrop, Gloucestershire (Inglaterra).

   La polémica siempre a rodeado a la top británica quien protagonizó uno de los mayores escándalos relacionados con drogas en el año 2005. El 15 de septiembre de ese año, el diario británico 'Daily Mirror' publicó unas fotografías en las que podía verse a Kate Moss esnifando vayas rayas de cocaína. Inmediatamente después varias marcas internacionales de peso y prestigio rescindieron el contrato que la modelo mantenía con ellos. Tras pedir disculpas públicamente, Kate Moss reapareció de la mano de Roberto Cavalli y recuperó poco a poco la confianza de las grandes firmas quien, a día de hoy, vuelven a rifársela.



viernes, 23 de noviembre de 2012

Harold Pinter




Harold Pinter
(1930 - 2008)

Dramaturgo y poeta británico, considerado el máximo exponente del arte dramático inglés de la segunda mitad del siglo XX, premio Nobel de Literatura en 2005.
Harold Pinter nació el 10 de octubre de 1930 en el barrio de Hackney, en el popular East End londinense, en el seno de una familia judía. Al estallar la II Guerra Mundial fue separado de sus padres y evacuado a la campiña inglesa. Aquella separación, traumática para él, iba sin embargo a alimentar su imaginación y la mirada introspectiva de su teatro.


Regresó a Londres en 1944 y, tras un breve paso por la Royal Academic of Dramatic Art (1948-1949), se declaró objetor de conciencia y se negó a cumplir el servicio militar. Comenzó entonces a escribir sus primeros poemas y a actuar en varias compañías de repertorio en gira por las islas Británicas.
Pinter inició su hoy extensa obra teatral (“He escrito veintinueve obras y creo que probablemente sean suficientes”) en 1957 con The Room (La habitación), siendo desde entonces los cuartos cerrados, con muy pocos personajes, los escenarios de muchos de sus dramas. Inmediatamente le seguiría The Birthday Party (La fiesta de cumpleaños, 1958), pieza que la crítica maltrató (se estrenó en el West End y fue retirada del cartel una semana después de la primera representación), lo que llevó al incipiente dramaturgo a plantearse la posibilidad de abandonar la escritura aun antes de comenzar realmente su carrera.
Pese a estas reticencias, en 1959 su suerte cambió con The Caretaker (que se traduciría como El guardián); en contra de lo ocurrido dos años antes, la obra fue un éxito y supuso su primer reconocimiento público. Durante la década de 1960 Pinter conformó una serie de obras que delimitaron su peculiar estilo, repleto de silencios (dramas escritos en un lenguaje elusivo, a veces cómico, pero que genera un ambiente de amenaza y alienación), que se conocería como pinteresco. “Devolvió el teatro a sus elementos básicos: un espacio cerrado y un diálogo impredecible, donde la gente está a merced de cada uno y las pretensiones se desmoronan […] descubre el precipicio que subyace en las diarias cuestiones cotidianas y fuerza la entrada a los cuartos cerrados de la opresión”, sostuvo la Academia Sueca tras la concesión del Nobel.


Títulos como A Night Out (Una noche de juerga, 1959, su obra más realista), Night School (Escuela nocturna, 1960), The Lover (El amante, 1963), The Homecoming(Retorno al hogar, 1964), Landscape (Paisaje, 1967) oSilence (1968) lo convirtieron en una figura del teatro británico, cuya influencia sería determinante para toda una generación de dramaturgos.
Heredero del teatro del absurdo de Beckett, Ionesco y Genet, sus obras, aderezadas con fantasías eróticas y obsesiones, celos y odios, han sido calificadas como “teatro de la inseguridad”. Sus personajes intentan comunicarse para reaccionar frente a una invasión o un intento de invasión en la estrechez de sus vidas, y casi siempre fracasan. Sus diálogos, en apariencia insignificantes, reticentes y evasivos -a veces contradictorios-, esconden intimidaciones, advertencias, riesgos. La obra de Pinter, mezcla de realismo y misterio, no lleva explícito mensaje alguno moralizante, sino que más bien trata de reflejar un mundo amenazante y violento que nace de la propia naturaleza humana y de las contradicciones de nuestra sociedad.
Obras posteriores son Betrayal (1979), One for the Road (La última copa, 1984) o Celebration(Celebración, 1999), que él mismo llevó a escena, en el teatro The Almeida de Londres, en la primavera de 2000.


Activista político

Con el paso del tiempo, Pinter se implicaría más en política. Sus obras tardías tendieron a ser más cortas, y los temas más políticos, utilizando muchas veces alegorías de la represión. Fue alrededor de 1970 cuando Pinter comenzó a ser más claro en el aspecto político y adoptó una postura claramente de izquierdas. El golpe de estado que derrocó al Gobierno de Salvador Allende en Chile en 1973 lo consternó profundamente y fue el detonante de su activismo en favor de los derechos humanos. En 1985 viajó a Turquía, donde se opuso abiertamente a la represión turca y a la supresión del idioma kurdo. Esa experiencia le inspiró la obra Mountain Language (El lenguaje de la montaña), de 1988.
Fue uno de los más furibundos críticos del presidente estadounidense Ronald Reagan y de la primera ministra británica Margaret Thatcher; manifestó públicamente su rechazo al bloqueo estadounidense en Cuba; se opuso a los bombardeos en Kosovo autorizados por la OTAN y a las invasiones de Afganistán y de Iraq. Su posición se radicalizó tras este conflicto, que le llevó a calificar a Tony Blair de “idiota iluso” y a equiparar el Gobierno de George W. Bush, a quien calificó de “asesino de masas”, con el régimen nazi.
En un esfuerzo continuo por atraer la atención pública sobre las violaciones de los derechos humanos y la represión, este apasionado activista de Amnistía Internacional y de la Campaña pro Desarme Nuclear (CND) ha publicado sus escritos de manera habitual en los periódicos británicos, como The Guardian y The Independent, y en marzo de 2005 sorprendió con el anuncio de que estaba decidido a volcar todas sus energías en la poesía y en el activismo político.

 

Autor polifacético

Además de autor dramático, Pinter ha escrito obras cortas para televisión y radio, ha dirigido más de una treintena de producciones teatrales propias y de otros autores (Robert Shaw, James Joyce, David Mamet, Simon Gray…) y es autor de los guiones de películas como El sirviente (1963) y El mensajero(1971), de Joseph Losey, El último magnate (1976), de Elia Kazan, y La mujer del teniente francés (1981), de Karel Reisz. También ha publicado una novela, Los enanos, relatos cortos y cientos de poemas, también teñidos de ideología.
Miembro honorario de diversas universidades, Pinter cuenta, entre otros galardones, con el premio Shakespeare, el premio Europeo de Literatura, el Pirandello, el David Cohen de literatura británica, el Laurence Olivier y el Molière de honor al conjunto de su carrera. Sus guiones para el cine también le han reportado galardones como el Oso de Plata del Festival Internacional de Cine de Berlín (1963), el premio BAFTA (1965 y 1971), la Palma de Oro del Festival Internacional de Cine de Cannes (1971) y el premio de la Commonwealth (1981). Además, fue candidato al Oscar por La mujer del teniente francés yTraición. En 1999 ingresó en la Compañía de Literatura de la Royal Society.
Harold Pinter vive en Londres, con su segunda esposa, la escritora Antonia Fraser, con la que se casó en 1980 tras divorciarse (con escándalo incluido) de la actriz Vivien Merchant, protagonista de muchas de sus obras y madre de su único hijo. En 2002 le fue diagnosticado un cáncer de esófago. Precisamente, su delicado estado de salud le llevó a ser hospitalizado unos días antes de la ceremonia de entrega del Nobel. Pese a que no pudo asistir al evento (recogió el galardón su editor), recurrió a una grabación en vídeo en la que una vez más hizo honor a su fama de escritor comprometido.

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/pinter.htm




ADIÓS A HAROLD PINTER
EL AUTOR QUE CAMBIÓ 
EL TEATRO DEL SIGLO XX

Revista Eñe
27de diciembre de 2008


El miércoles murió el escritor inglés Harold Pinter, autor de más de treinta obras teatrales que buceaban en la violencia, el autoritarismo y los perversos juegos de poder que subyacen en la experiencia doméstica y política de la segunda mitad del siglo XX. Pinter tenia 78 años y le habían descubierto un cáncer de esófago en 2001. La enfermedad le había impedido recibir personalmente el Premio Nobel de Literatura en 2005, pero no seguir trabajando en guiones cinematográficos e incluso volver fugazmente a su viejo oficio de actor. Pinter deja una impecable obra dramática que incluye obras como El montaplatos (1957), El Cuidador (1959) o La vuelta al hogar (1965), representadas casi ininterrumpidamente también en la Argentina. Sin embargo, en los últimos años su exposición estuvo más ligada su rol como polemista político y defensor de los derechos humanos, que a la literatura.
Pinter pertenecía a la generación que presenció el arco de sofisticación de la violencia que cruzó todo el siglo XX y los primeros años del XXI, desde la Segunda Guerra Mundial a la invasión de Irak. A diferencia de autores del teatro del absurdo como Beckett y Ionesco, con los que frecuentemente se lo relaciona, su obra tuvo un anclaje mucho más realista y político. Entre otras innovaciones formales, a Pinter se le reconoce la búsqueda de un lenguaje poético que incluyera el léxico, los tonos y la irracionalidad del lenguaje coloquial. También se destaca su maestría en el uso de los silencios, uno de los rasgos de su teatro que más parodiaron sus detractores. La variedad de escenarios y personajes que retrató en su obra van de los obreros que comparten una pensión en The Room (La habitación, 1957), su primera obra, a los aristócratas que cenan en un lujoso restaurante en Celebración (estrenada en 2000), su última obra.
Harold Pinter nació el 10 de octubre de 1930 en el barrio londinense de Hackney. Fue el hijo único del matrimonio de un sastre judío y un ama de casa. Sus abuelos eran emigrantes judíos que huyeron de la persecución en Polonia y Odessa. Presenció los bombardeos alemanes a Londres, se formó leyendo a Dostoyevsky, Kafka, Eliot y Hemingway. En 1948 tuvo su primer gran polémica ideológica cuando se negó a ingresar en el servicio militar. El resultado fue el paso por varios militares tribunales y una multa.Según contaba su biógrafo Michael Billington en un artículo de The Guardian, la primera pasión de Pinter fue la actuación. Después de un paso frustrado por la Royal Academy of Art de Londres, en 1951 se suma a la Shakesperean Irish touring company. Se destaca en roles de villano, papel que Pinter más representaría en su carrera como actor. A principios de la década de los 50 comienza a vivir una doble vida que marcará su carácter como dramaturgo. En los ratos libres que le dejan los ensayos y trabajos fugaces como portero, lavaplato o mozo en clubes exclusivos, comienza a escribir poemas y breves textos en prosa.
En 1957 recibe su primer encargo, una obra para la compañía del teatro de la Universidad de Bristol que titulará La habitación. Tras las críticas negativas que recibió su segunda obra, La fiesta de cumpleaños, Pinter se hace un nombre en la escena de Londres con El cuidador (1959), su tercera obra. La marca de estilo que mantendrá desde entonces, no sorprende, se describió efectivamente con una metáfora bélica. "En la obra de Pinter –explicaba Peter Hall, el director que más veces lo ha llevó a escena–, las palabras son armas que los personajes usan para incomodarse y destruirse entre ellos."En los años 60, Pinter le suma a su tarea como dramaturgo, actor y director de obras ajenas, una faceta como guionista cinematográfico. Se destacan filmes como El sirviente (1963), dirigida por Joseph Losey y con la actuación de Dirk Bogarde, o la adaptación de la novela de John Fowles, La amante del teniente francés (1981).
Aunque desde muy temprano a Pinter se lo considera como uno de los Angry Young Men que enfrentaron al thatcherismo y el sistema de clases inglés, la denuncia política de Pinter termina de decantarse en su teatro a partir de los años ochenta, en especial con obras como Ashes to ashes (1996). Su postura también quedó clara en la ceremonia de entrega del Nobel, en 2005, con su feroz crítica a Estados Unidos (ver El Discurso...).
Pese a la enfermedad, Pinter mantuvo abierto todos los frentes hasta último momento. Seguía abonado a los filosos comentarios políticos, en 2007 se estrenó un filme (Juegos macabros) con guión suyo y actuaciones de Jude Law y Michael Caine. En 2006 ya se había despedido de los escenarios con su interpretación del monólogo de Beckett, La última cinta.


El discurso de un Nobel iracundo

La verdad en el drama es esquiva, siempre. (...) La verdadera verdad es que no hay algo así como una verdad que pueda encontrarse en el arte dramático. Hay muchas. Estas verdades se desfían unas a otras, capitulan una respecto de la otra, se reflejan entre sí, se ignoran, bromean entre sí y son ciegas también las unas respecto de las otras. A veces, uno siente contar con la verdad de un momento en el puño de la mano, pero luego ésta se cuela entre los dedos y se pierde (...) El teatro político ofrece una serie totalmente distinta de problemas. Sermonear debe ser evitado a toda costa.
Todo el mundo sabe lo que ocurrió en la Unión Soviética y en toda Europa Oriental durante el período de post guerra: la brutalidad sistemática, las atrocidades generalizadas, la supresión despiadada del pensamiento independiente. Y todo esto fue perfectamente documentado y verificado. Mi argumentación aquí es que los crímenes norteamericanos ocurridos en ese mismo período fueron registrados nada más que de forma superficial, y para nada documentados ni reconocidos ni considerados crímenes. Creo que hay que abordar este punto y que la verdad tiene una relevancia considerable respecto de en qué punto se encuentra el mundo ahora. Si bien limitadas, hasta cierto punto, por la existencia de la Unión Soviética, las acciones de Estados Unidos en todo el mundo dejaron en claro que concluyó que tenía carta blanca para hacer lo que quería (...)
Miremos la bahía de Guantanamo. Esta atrocidad criminal es cometida por un país, que se declara "líder del mundo libre". Esto es tortura. ¿Qué dijo al repecto la cancillería británica? Nada. ¿Qué dijo el primer ministro británico sobre ello? Nada. ¿Por qué? Porque Estados Unidos dijo: criticar nuestra conducta en la bahía de Guantanamo constituye un acto poco amistoso. Uno está con nosotros o en contra de nosotros. Por ello es que Blair calla.







jueves, 15 de noviembre de 2012

Barry Gifford


FICCIONES

MESTER DE BREVERÍA


Barry Gifford
(Chicago, 1946)


Escritor y guionista cinematográfico estadounidense, nacido en Chicago el 18 de octubre de 1946. Estudió en la Universidad de Missouri, aunque no terminó la carrera y prefirió viajar por Europa "para doctorarse en vida disipada y bohemia artística".

A su regreso de EEUU se instaló en la costa oeste del país, donde publicó diversos libros de poesía que, más tarde, recopiló en una obra titulada Ghost No Horse Can Carry. Durante esta época escribió una biografía del escritor norteamericano Jack Kerouac, en colaboración con Lee Lawrence, así como un buen número de novelas, la primera de las cuales fue A Boys Novel. Hizo también una recopilación de críticas de cine que tituló The Devil Takes A Ride.




Enamorado de la novela negra, fue uno de los fundadores de la editorial Black Lizard Press que logró recuperar a los más grandes escritores norteamericanos de esta especialidad de los años 40 y 50. En 1990 saltó a la fama gracias a la adaptación cinematográfica que realizó David Lynch de su novela La historia de Sailor y Lula, rebautizada para la gran pantalla con el título de Wild At Heart (Corazón salvaje), que obtuvo la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Los personajes de la novela y de la película, Sailor Ripley y Lula Fortune, son los protagonistas de una saga literaria que ha dado como fruto cinco novelas: Las vacaciones de Sailor, Sultanes de África, El beso de Consuelo, Mal día para un Hombre Leopardo y Corazón salvaje.

Tras el éxito de Corazón salvaje, Gifford ha escrito numerosos guiones televisivos (varios episodios de la serie Gran Hotel) y cinematográficos. El estilo literario de Gifford es contundente y sus personajes, despiadados y románticos a la vez, suelen ser delincuentes comunes, violadores, pervertidos, políticos corruptos, etc, que viven en un mundo apocalíptico y violento y se mueven por obsesiones, venganzas e intereses.

David Lynch y Barry Gifford

Sus novelas tienen una gran facilidad para ser adaptadas al cine. Ello se debe a que son muy "visuales", y sus diálogos tienen una fuerza inusual, lo que hace que sean muy apreciados por los cineastas. En 1993 fue jurado en el festival de cine de Taormina (Italia) y en 1995 en el de San Sebastián. Ininterrumpidamente desde 1988 asiste todos los años en Barcelona al ciclo de literatura que organiza el Instituto de Estudios Norteamericanos.

Barry Gifford es conocido por su mezcla de paisajes norteamericanos y el estilo film noir. Sus obras de ficción, no ficción y poesía han sido publicadas en veintiocho idiomas. Su novela NightPeople fue ganadora del Premio Brancati, fundado por Pier Paolo Pasolini y Alberto Moravia en Italia. Ha sido galardonado con premios como los otorgados por PEN (poetas, dramaturgos, ensayistas, editores y novelistas) American Center, el Fondo Nacional de las Artes, la American Library Association, el Gremio de Escritores de América, y la Fundación Christopher Isherwood, entre otros.


Sus libros incluyen Holiday y The Phantom Father, ambos nombrados como Libro Notable del Año por el New York Times, y Wyoming, nombrada como Novela del Año por Los Angeles Times. Ha escrito el libreto de óperas para compositores como Toru Takemitsu, Ichiro Nodaira and Olga Neuwirth. Los trabajos de Gifford han aparecido en numerosas publicaciones como The New Yorker, Punch, Esquire, La Nouvelle Revue Française, El País, La Repubblica, Rolling Stone, Brick, Film Comment, El Universal, Projections, y TheNew York Times, entre otras.

Entre sus protagonistas se cuentan delincuentes, violadores, policías, políticos, empresarios y músicos. A diferencia del roadmovie convencional, en estas cintas no hay mucha visibilidad y la atención sólo queda en el asfalto que devoran los motores. En esos paisajes incandescentes van forajidos a la deriva, rompiendo reglas y resistiendo.

El American way of life no tiene lugar para todos, pero los amores prohibidos y perseguidos también están llenos de delirio, sensualidad, color y erotismo. Son seres enamorados y en conflicto con su sociedad, que atraviesan persecuciones y encaran psicópatas y enigmas. Llevados por caminos sin retorno y ardiendo en la oscuridad de las almas, los personajes de Gifford no repiten palabras huecas y reviven fantasmas huyendo de recuerdos turbulentos, borrones de memoria e insomnios.

Laura Dern y Nicolas Cage
Salvaje de corazón

Algunas de sus novelas, mantienen vasos comunicantes entre sí a través de ciertos personajes, como los que protagonizan Salvaje de corazón


Otras obras suyas son: Puerto Trópico, Gente nocturna (1995) y Perdita Durango, esta última llevada a la pantalla grande en 1996 por el director de cine español Alex de la Iglesia. En 1998 presentó su novela El padre fantasma, donde cambia sus relatos de crueldad y horror, de raptos, accidentes, sectas y canibalismo con que siembra la mayoría de sus novelas. En esta caso Gifford nos ofrece un libro plácido, tierno, donde rememora su infancia y adolescencia y detona una declaración de amor por el cine antiguo. La memoria personal y los habitantes de los recuerdos, protagonizan este álbum en el que de fondo se retrata Norteamérica.

http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=gifford-barry



BIBLIOGRAFÍA

Obras más conocidas
  • The Sailor & Lula Series
  • Wild at Heart (1990)
  • Perdita Durango
  • Sailor's Holiday (1991)
  • Sultan's of Africa
  • Consuelo's Kiss
  • Bad Day for the Leopard Man
  • Baby Cat-Face
  • Imagination of the Heart (2007)

Otras obras
  • El libro de Jack: Una biografía oral de Jack Kerouac (con Lawrence Lee)
  • El vecindario del Baseball: Una historia personal de Chicago Cubs
  • Saroyan: una biografía
  • Out of the Past: Adventures in Film Noir
  • The Sinaloa Story (1998)
  • American Falls: The Collected Short Stories
  • Los ciegos sueñan?
  • The Phantom Father
  • Replies to Wang Wei
  • Wyoming
  • The Stars Above Veracruz
  • Read 'em and Weep
  • Back in America
  • Bordertown
  • Flaubert at Key West
  • Ghosts No Horse Can Carry
  • Hotel Room Trilogy
  • Landscape with Traveler
  • My Last Martini
  • Night People
  • Port Tropique (1980)
  • The Rooster Trapped in the Reptile Room: A Barry Gifford Reader
  • The Neighborhood of Baseball: A Personal History of the Chicago Cubs
  • Rosa Blanca
  • Memories from a Sinking Ship

Cine y televisión
  • Wild at Heart (novel only) (1990)
  • Hotel Room (screenplay, episodes "Blackout" and "Tricks") (1993)
  • Lost Highway (screenplay, with David Lynch) (1997)
  • Perdita Durango (screenplay, with David Trueba, Álex de la Iglesia, and Jorge Guerricaechevarría) (1997)