miércoles, 25 de octubre de 2017

Asia Argento / El mito escabroso

Asia Argento

CASA DE CITAS

DE OTROS MUNDOS

DANTE





Asia Argento


(1975)

Asia Argento (Roma20 de septiembre de 1975) es una actriz y directora de cine y televisión italiana.

En Roma, la oficina de registro rehusó reconocer el nombre de Asia como un nombre apropiado, y en cambio la inscribieron oficialmente como Aria Argento.

ANTECEDENTES FAMILIARES
Su madre es la actriz Daria Nicolodi y su padre es Dario Argento, un director, productor y guionista italiano bien conocido por su trabajo en el género italiano giallo y por su influencia en las películas modernas de horror y slasher. Precisamente ha trabajado con ambos en la película La terza madre.
Dio a luz a su primer hijo, una niña, el 20 de junio de 2001, con el músico italiano de rock and roll Marco Castoldi. La niña se llamó Anna en honor a una hermana de Asia, fallecida en un accidente.


CARRERA
Asia Argento fue dirigida en uno de sus primeros trabajos —Trauma (1993)— por su padre, Dario Argento. Durante este filme rodó las primeras (de sus muchas) escenas de desnudos cuando tenía 18 años. Recibió el David di Donatello (equivalente en Italia a los premios Óscar) como Mejor Actriz en 1994 por su actuación en Perdiamoci di vista! y nuevamente en 1996 por Compagna di viaggio, el cual la hizo merecedora del premio Grolla d'oro. En 1998, Asia empezó a aparecer en películas norteamericanas, tales como B. Monkey y New Rose Hotel, junto a Christopher Walken.
Asia ha probado también su habilidad para trabajar en múltiples idiomas, agregando el francés a la lista de idiomas en los cuales ha actuado, interpretando a Éponine en la miniserie francesa de Los Miserables (2000) y con un papel en La Reine Margot, en 1994. Ese mismo año, hizo su primera incursión en la dirección, con los cortometrajes Prospettive y A ritroso. En 1996, dirigió un documental sobre su padre, y en 1998 un segundo documental, esta vez sobre Abel Ferrara, el cual la hizo merecedora del premio del Festival de Cine de Roma. También en 1998 protagonizó El Fantasma de la Ópera, de Dario Argento, su padre. Dirigió y escribió su primera película llamada Scarlet Diva (2000) y cuatro años más tarde dirigió su segunda película, The Heart Is Deceitful Above All Things (2004), esta vez en los Estados Unidos.
Además de sus habilidades en el mundo del filme, Asia ha escrito un sinnúmero de historias para revistas, tales como Dynamo y L'Espresso, mientras que su primera novela, titulada I Love You Kirk, fue publicada en Italia en 1999.
Participó también en la película XXX en 2002. En 2003, dirigió el video musical "(s)AINT" de Marilyn Manson. En la película Land of the Dead (dirigida por George Romero), de 2005, protagonizó a Slack. Además apareció en la película María Antonieta (2006) interpretando a Madame du Barry, amante de Luis XV de Francia.

WIKIPEDIA




Asia Argento irrumpe en el festival con un ejercicio de exhibicionismo


PACO GISBERT

Valencia 20 JUN 2001


De todas las películas programadas en la sección oficial de Cinema Jove, Scarlet Diva era la más rompedora sobre el papel. Por la personalidad de su directora, la actriz italiana Asia Argento, niña rebelde y outsider de la cinematografía transalpina. Sin embargo, la hija del rey del giallo, Dario Argento, parece haber copiado los peores defectos de su padre para debutar como directora en una cinta que, pese a algunas buenas ideas y un par de secuencias impactantes, es un aburrido catálogo de tópicos sobre la presunta soledad de una estrella de cine que disfruta de la vida con la libertad que le proporciona la fama. Scarlet Diva es un borroso reflejo de la vida de su protagonista y directora, en el que se refracta la personalidad exhibicionista de Asia y un universo recurrente de rock, drogas, porno (la actriz X Selen tiene un pequeño papel en el filme) y mitomanía. Mas es una película tremendamente superficial, e incluso infantil en sus soluciones, de la que sólo puede rescatarse la vampírica presencia ante la cámara de su estrella principal.

Tampoco rebosa madurez la segunda película presentada ayer. La alemana Im Juli, de Fatih Akin, es una road-movieamable que cuenta el viaje a Estambul de un tímido profesor de secundaria en busca de una enigmática mujer. Sobre esa base, Akin, hamburgués de ascendencia turca, podría haber construido una parábola sobre el contraste cultural en Europa, pero se queda con los aspectos anecdóticos, el azar cuando la imaginación parece agotársele y la sensiblería barata para transformar un filme de aventuras en una comedia simpática y sin pretensiones que se deja ver con facilidad por encima de su vacuidad.
* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de junio de 2001

ASIA ARGENTO 

El mito escabroso


Nunca sabré cómo sería Asia Argento si la hubieran dirigido Kubrick o Kieslowski en los noventa, los años de las tres películas con su padre, Dario Argento, autor de películas horripilantes: exageración de la sangre y el miedo, que son la pasta del melodrama. Asia fue estrella infantil en los ochenta, debutante de nueve años en una serie televisiva de Sergio Citti, el amigo que aconsejaba a Pasolini sobre el idioma callejero, Citti, el hombre que iba a dirigir Salò y los 120 días de Sodoma. Y luego Asia hizo de hija de Nanni Moretti en Palombella rossa, la historia de un amnésico funcionario de la izquierda italiana que recobraba delirantemente la memoria mientras jugaba al waterpolo.
Asia Argento ganó dos premios David di Donatello a la mejor actriz y pasó del sociologismo exhibicionista al sensacionalismo íntimo familiar, según el curso de los tiempos. Actriz, directora de cine, cantante ocasional, nacida en Roma el 20 de septiembre de 1975, publicó un relato diarístico, I love you Kirk (Frasinelli, 1999), y la propaganda editorial dijo que Asia es "Bella ma non bellissima, brava ma non bravissima". Yo veo una nariz poderosa pero poco segura, unos dientes inquietos, movidos, como si Argento no se desprendiera de esa niebla que amenaza con tragarse finalmente a todas las estrellas infantiles que crecieron. En su película de más éxito, es decir, su intento más productivo para entrar en Hollywood, XXX (2002), de Rob Cohen, el agente secreto americano Xander Cage (Vin Diesel) define a Asia, espía rusa, perdida y olvidada en Praga por su país en la última reorganización del Servicio Secreto: "Cold, intelligent and vitious". En la mejor película americana de Asia, New Rose Hotel (1998), de Abel Ferrara, el narrador del cuento de William Gibson en el que se basa la película mira a Sandii-Argento, agente doble enrolada en una operación de contrabandistas de genes e ingenieros genéticos, y dice: "Era una herramienta nueva, brillante como un escalpelo".
Me acuerdo de las tres películas con Dario Argento. En Trauma (1993) Asia tiene una madre decapitadora, Piper Laurie, la misma madre que tuvo Carrie, y es Aura la anoréxica. Laurie es espiritista: invoca a un recién nacido muerto que pide venganza. El criminal ataca a enfermeros y médicos, como si hubiera leído a Raymond Chandler y compartiera su horror hacia una profesión sadofilantrópica. En El síndrome de Stendhal (1996) Asia es la policía Anna Manni, a la caza de un asesino en serie por los museos de Florencia, obnubilada por la belleza artística, que la asalta desde una obra maestra en los Uffizi, una reproducción de Rembrandt en la habitación de un hotel, los graffitis de una cueva de drogadictos. Violada bajo el influjo del arte, Asia-Anna sufrirá una transustanciación y se volverá sanguinaria, como el Ángel de Venganza de Abel Ferrara, y policía maligna, como el Teniente Corrupto, de Ferrara también, pero sin que se le aparezca el Sagrado Corazón.
Ahora Asia, aspirante a diva en El fantasma de la Ópera (1998), canta sola en el teatro vacío y sueña con ser una estrella, y descubre a un espectador escondido, el Hombre-Rata, y se enamora de la bestia, o se enamora de la emoción que provoca en el misterioso espectador solitario. Entonces Asia se va a América, agente doble en campo enemigo, y rueda New Rose Hotel, algo así como Hotel Neurosis: grandes empresas quieren poseer las inteligencias más grandes del mundo, un mundo pequeñísimo en el que son secciones de un solo aeropuerto Nueva York, Tokio, Francfort, Viena, Los Ángeles, Ginebra, Barcelona, París, un Marraquech con aire acondicionado de hotel internacional y Praga, pero ya en otra película, XXX, de Rob Cohen, realidad tebeística, de videojuego, con música de Rammstein, Orbital, El tercer hombre y James Bond. Asia es la rusa Yelena, infiltrada en una banda de antiguos soldados del Ejército Rojo y científicos exterminadores. La espía rusa pide para colaborar con los americanos inmunidad, asilo y ciudadanía. ¿Y una casa en la playa con un novio rico? "No, eso lo puedo conseguir yo sola".
Dirigió Scarlet Diva en 2000, la historia de Anna Battista, italiana, de la misma edad que Asia, que quiere rodar una película que se llamara Scarlet Diva, y viaja por un mundo reducido a oficina donde se planean películas, Roma, Milán, París, Los Ángeles, como la agente doble de las películas de Cohen y Ferrara. Anna, actriz internacional, lleva el nombre de la hermanastra anoréxica de Asia, la que inspiró a Dario Argento Trauma e inmediatamente murió en un accidente de coche y dio también nombre a la policía torturada de El síndrome de Stendhal. La madre de Anna en la película es Daria Nicolodi, la madre de Anna y Asia, y la actriz es novia de un cantante de rock, como en la vida verdadera, embarazada y tomando pastillas para aguantar un mundo más bien repugnante que uno ha elegido fervorosamente. La ficción vampiriza la vida.
No estuvo Asia Argento en El funeral, el mejor ferrara, entre mujeres mudas, de luto, cocina y dormitorio, católicas, pero había participado en un baile y un crimen de católicos crápulas en La reina Margot (1994), de Patrice Chereau, y fue Charlotte, italiana charmante, con la misión de provocar al protestante Enrique de Navarra por encargo de Catalina de Médicis. "¿Siempre miráis así?", le dice el rey recién casado. "Me gustáis, señor", responde Charlotte, y Asia se unta los labios con carmín afrodisiaco para seducirlo, labios envenenados: Asia Argento está muerta en el patio del Louvre, desangrándose por la boca. Tiene propensión al mito escabroso, y ahora es bailarina de strip-tease, raptada por el sheriffpuritano y vicioso Dennis Hopper, que quiere redimirla en una película terrible de Paul Lynch (The Keeper, 2003), sensacionalismo industrial. O dirige una nueva película titulada con un versículo del profeta Jeremías, The heart is deceitful above all things (2004), "el corazón es lo más mentiroso, lo más retorcido, no tiene arreglo, ¿quién lo conoce?" (Jeremías, 17, 9), las memorias del americano J. T. LeRoy, niño adoptado por una familia ejemplar hasta que lo rescata su auténtica madre para prostituirlo en las gasolineras de Virginia: es la vida sagrada de los mártires, la necesidad de pecar para alcanzar la purificación y la salvación.
Krzysztof Kieslowski, el de Tres colores: rojo, ya no dirigirá nunca a Asia Argento. Asia trabajará con Gus van Sant, que, después de Elephant y el premio de Cannes, prepara Last days, sobre el Seattle de Nirvana, Kurt Cobain y Courtney Love, o eso cuenta la propaganda. Creo que la última canción que grabó Asia está en un disco de Trash Palace, una versión de Je t'aime moi non plus, de Serge Gainsbourg y Brigitte Bardot, o de Jane Birkin y Serge Gainsbourg, ahora cantada por Argento (una especie de rugido de pereza electrónica), en el papel de Gainsbourg, y Brian Molko, en el de Bardot-Birkin. Oigo esta voz de mujer ronca mientras leo I love you Kirk: la narradora, en una fría casa londinense, intenta concentrarse en Arthur Schnitzler, el último inspirador de Kubrick. Pasea, compra, va a la peluquería, duerme la siesta, espera a su compañero, guisa para él y su hijo, intrusa que duerme en la cama del padre, microscópica, muy sola en la casa grande y silenciosa. Vuelve a ser la niña de las tardes de invierno, cuando se aburría mortalmente y lloriqueaba. ¿Qué hago?, le preguntaba a su hermana. "Piensa". No puedo, es muy difícil.
* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de agosto de 2004


Las caras de la 60ª edición

FESTIVAL DE CANNES

- Fatih Akin. Nacido en Hamburgo en 1973, Akin pertenece a las calles de Estambul. Auf der anderen seite se presenta dentro del concurso oficial. El director turco-alemán viaja a la ciudad cuyas voces inspiraron su película Contra la pared y más tarde su documental-musical Cruzando el puente, homenajes velados o explícitos a una ciudad en la que sus personajes, casi siempre a la deriva, acaban encontrando un último sentido. En el jurado oficial, hay un hombre que también necesita respirar Estambul: el nobel Orhan Pamuk.
- Asia Argento. Yves Saint Laurent regala un bolso a todas las actrices que participan este año en Cannes. La hija de Dario Argento tiene el privilegio de ser, probablemente, la actriz con más bolsos de esta edición. Protagoniza Une vielli maîtress, que opta a la Palma de Oro y, fuera del concurso, trabaja en las últimas de Abel Ferrara (Go Go Tales) y de Olivier Assayas (Boarding gate).
- Jaime Rosales. La soledad es la segunda película del director de Las horas del día, Jaime Rosales. Seleccionada para la sección Una cierta mirada (segunda en importancia del certamen) el filme se construye alrededor de la vida de dos mujeres marcadas por la muerte. La presencia española (seis películas repartidas en diferentes secciones paralelas) llegará a su clímax mediático con Javier Bardem en la última película de los hermanos Coen, No country for old men.
- Tres reyes. El star system de Hollywood estará representado por tres reyes del esmoquin de Armani y el ecosistema. George Clooney y Brad Pitt encabezan el reparto de Oceans thirteen y Leonardo DiCaprio es el presentador, productor y guionista de La hora 11, documental sobre el futuro del planeta que podría convertirlo en un nuevo Al Gore.
* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de mayo de 2007



Asia Argento participará en el ciclo de nuevos realizadores

La actriz y directora italiana, hija de Dario Argento, presentará el largometraje 'Scarlet Diva'
EL PAÍS
Bilbao 30 OCT 2013 - 12:36 COT







La actriz, realizadora y 'dj' Asia Argento.
La actriz, realizadora y 'dj' Asia Argento.

La actriz, realizadora, escritora y DJ italiana Asia Argento, hija del mítico director Dario Argento, visitará Bilbao para participar en la 55 edición del Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje, Zinebi, que tendrá lugar del 15 al 22 de noviembre. Argento participará en el ciclo Intérpretes en la buena dirección, una de las novedades de este año que supone el debut como directores de largometrajes de cinco jóvenes y brillantes actores europeos.
Junto a Asia Argento, integran este ciclo el francés Mathieu Demy, la también francesa Zabou Breitman, el británico Paddy Considine y el español Tristán Ulloa.
El salto de Asia Argento al largometraje es la ficción titulada Scarlet Diva (2000), la historia de una joven actriz italiana de éxito internacional, que se propone dirigir una película de tintes autobiográficos con ese mismo título. A lo largo del proyecto, la joven se embarca en una carrera de autodestrucción con innumerables excesos de sexo y drogas, mientras por otro lado intenta encontrarse a sí misma como el único camino para lograr su redención.
Zinebi proyectará este trabajo el 21 de noviembre (20 horas), en el auditorio del Museo Guggenheim. Además, Asia Argento completará su participación en el Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao el mismo día  (22 horas) en el atrio del Museo Guggengeim, donde ofrecerá su actuación musical Asia Argento DJ-Set.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario