sábado, 16 de abril de 2016

Andrew Wyeth

Andrew Wyeth
DE OTROS MUNDOS

Andrew Wyeth
(1917 - 2009)

Andrew Newell Wyeth (12 de julio de 1917 – 16 de enero de 2009) fue un pintor realista y regionalista estadounidense. Es uno de los más conocidos del siglo XX, comúnmente se le llama el "Pintor del Pueblo" debido a su popularidad entre el público estadounidense. Fue hijo del ilustrador y artista N. C. Wyeth, hermano del inventor Nathaniel Wyeth y de la artista Henriette Wyeth, y padre del artista Jamie Wyeth y Nicholas Wyeth.

Andrew Wyeth vivió una vida de ensueño, pero enclaustrada. Su mundo se limitaba en gran medida a los dos polos de su existencia - Chadds Ford y Maine, donde el clan de Wyeth posee propiedades en Cushing y Port Clyde, incluyendo varias islas privadas. Él prefirió "profundizar" a la dispersión de sus atenciones a lo largo y ancho. Como tal, él creó el arte de renombre internacional de la vida y los paisajes de estos dos puestos rurales avanzados.

Casa de Andrew Wyeth

A pesar de que era un hombre de porte aristocrático, de gran fama, y una considerable riqueza, Wyeth evitó la sociedad, prefiriendo la compañía de la gente sencilla. En Chadds Ford, creó lo que equivale a una novela visual de la vida dura y mísera de la granja de Karl y Anna Kuerner. En Cushing, creó una secuela de Maine de la vida de la solterona Christina Olson y su hermano soltero Alvaro.

En 1940, Wyeth se casó con Betsy James a la que conoció en 1939 en Maine. Andrew Wyeth murió el 16 de enero de 2009 en el mismo lugar de su nacimiento. Según los informes, falleció en paz mientras dormía a la gran edad de 91 años. Si esto hubiera sido verano, probablemente se habría alejado a Port Clyde, Maine, pero, como era invierno, su lugar de descanso final fue en Chadds Ford, Pennsylvania, la pequeña aldea en la que nació en 1917. Es el artista más famoso y más popular de Estados Unidos, Wyeth era también el más incomprendido.

El tema principal de sus obras es la tierra y habitantes de su ciudad natal Chadds Ford, en Pensilvania, y de su casa de verano en Cushing, Maine. Una de las imágenes más famosas del arte estadounidense del siglo XX es su obra Christina's Worlds, que actualmente se encuentra en la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York.




Andrew Wyeth


Muere el pintor Andrew Wyeth a los 91 años

El artista estadounidense destacó por sus paisajes de la costa este de EE UU

AGENCIAS Madrid 16 ENE 2009 - 16:19 CET

Andrew Wyeth, pintor realista estadounidense, ha muerto en su domicilio de Filadelfia a la edad de 91, según ha señalado un portavoz del Museo Brandywine River. Wyeth alcanzó la celebridad como pintor de paisajes, sobre todo del Brandywine Valley, en Pennsylvania (Estados Unidos), y de la costa del Estado de Maine, en obras como Christina's World, su cuadro más famoso.
Obras suyas cuelgan del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA, en sus siglas inglesas) y del Museo Metropolitano de la misma ciudad. En 1976 ingresó en la Academia de Bellas Artes de Francia. En 1988 recibió la medalla del Congreso de EEUU y en 2007 el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, le concedió la medalla nacional de las artes.


Trodden Weed, estudio

Trodden Weed


El fallecimiento de Wyeth "es el fin de una era del arte americano", estimó por su parte Joyce Hill Stoner, miembro de la Fundación Andrew y Betsy Wyeth para el Arte Americano. Stoner añadió que el pintor "continuó envolviendo firmemente sus cuadros con una emoción profunda y metafórica incluso cuando era completamente anticuado en el periodo del arte pop y el expresionismo abstracto".
En 2007, su cuadro Ericksons fue subastado por 10,3 millones de dólares (unos 7'7 millones de euros), una las mayores cifras jamás pagadas por la obra de un pintor contemporáneo. Además, Wyeth tuvo el honor en 1970 de ser el primer artista en tener una exposición dedicada exclusivamente a su trabajo en la Casa Blanca. En aquella ocasión, el entonces presidente Richard Nixon le describió como un hombre "que ha alcanzado el corazón de América".
El mundo de Cristina, 1948
Andrew Wyeth


Andrew Wyeth, pintor estadounidense

Su visión de la América rural es a él lo que la urbana a Andy Warhol


Bárbara Celis
18 de enero de 2009

Pocas figuras han sido tan polarizadoras en el mundo del arte como la de Andrew Wyeth. El pintor estadounidense, cuya entrega a una pintura realista cargada de dobleces generó arduas polémicas en el ámbito de la crítica, falleció el pasado viernes a los 91 años en Chadds Ford, Pensilvania.
Wyeth se hizo inmensamente popular en la década de los cincuenta, cuando el expresionismo abstracto se convirtió en la tendencia imperante en el mundo del arte americano mientras el público aún permanecía atado al gusto por iconografías más realistas. Él escogió el camino opuesto al de Jackson Pollock, Mark Rothko y todos los que revolucionaron el arte americano de la posguerra. Sin embargo, la obra de Wyeth, pese a ser despreciada por muchos de sus contemporáneos de entonces y por algunos de los críticos de la época, siempre fue aclamada por el público. Los expertos del arte, en cambio, siguen sin ponerse de acuerdo sobre su legado.


El mundo de Cristina, detalle
Andrew Wyeth

Este pintor, nacido en el mismo pueblo en el que murió, era el hijo de NC Wyeth, uno de los ilustradores más celebrados de Estados Unidos. Fue él quien le inculcó la pasión por el arte, aunque con métodos no exactamente ortodoxos. "Mi padre me mantuvo encerrado en algo parecido a una cárcel", recordaba en su biografía. Aprendió a dibujar antes que a leer correctamente, y durante su adolescencia ya trabajaba como ilustrador para su padre; sin embargo, no quería seguir sus pasos y pronto empezó a experimentar con las acuarelas y la témpera, para finalmente dar el salto a la pintura. Su primera exposición, organizada en 1936, fue un completo éxito: lo vendió todo.


Barracoon, 1976

Barracoon, 1976, detalle

Pero el cuadro que lo catapultó al estrellato lo pintó en 1948. Cristina's world es el inquietante retrato de una mujer de espaldas que se arrastra por un campo verde. Al fondo se divisa una casa de aire oscuro. La imagen nació de una visión real: la de una mujer, Cristina Olson, paralizada de cintura para abajo y que se negaba a ir en silla de ruedas y a la que conoció de la mano de la que se convertiría en su mujer y sumanager, Betsy James.
Su fuerte sentido de los negocios y la publicidad impulsó la fama de su marido hasta las alturas, consiguiendo convertirlo en favorito de presidentes -desde Eisenhower hasta Nixon- y en niño mimado de grandes instituciones -desde el Metropolitan hasta el Art Institute of Chicago-.



Helga

Su serie Helga Pictures reimpulsó su popularidad en los ochenta, cuando hizo pública una serie de más de 200 retratos que nunca se habían visto y que realizó a lo largo de una década de la que fuera asistenta de su hermana. Estas pinturas siguieron alimentando el debate sobre el valor de su obra. Su particular visión de la América rural es a Wyeth lo que la América urbana es a Andy Warhol.
* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de enero de 2009

EL PAÍS





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada