martes, 16 de octubre de 2012

Philippe Halsman / Fotógrafo

Philippe Halsman
Autorretrato

Philippe Halsman
(1906 - 1979)

Retrato de Dalí
Philippe Halsman

Philippe Halsman es uno de los fotógrafos más originales y con más inventiva de todo el siglo XX. Nació en 1906 en Riga y, antes de dedicarse a la fotografía, estudió ingeniería eléctrica en Dresden.

En su juventud fue acusado de parricidio, por lo que pasó 2 años en la cárcel.

En 1928 se trasladó a París donde se estableció como fotógrafo de moda y retratista independiente. Allí trabajó para la prestigiosa revista Vogue.

En 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, se muda a Estados Unidos donde pronto comenzó a trabajar para la revista Life aceptando numerosos encargos.


Marilyn Monroe
Philippe Halsman

Jump pictures



Halsman es el autor de una serie de fotografías mundialmente conocidas llamadas Jump Pictures. En ellas, todos sus personajes están en el aire saltando frente a la cámara. Los protagonistas de estas fotografías son normalmente personalidades famosas de la época, artistas, pintores, actores y actrices, etc.

Esta serie es característica del humor ingenioso que rodea todo el trabajo de Halsman. Pretendía conseguir la naturalidad de sus modelos. Cuando saltan el cerebro no puede controlar con total precisión la expresión del rostro.


Salvador Dalí
Philippe Halsman

Fotografía surrealista


Su amistad con Salvador Dalí y su cercanía al mundo surrealista empaparon gran parte de sus fotografías. Ambos trabajaron juntos durante más de 30 años. Halsman consiguió como nadie expresar las ideas del artista catalán a través de sus imágenes.

A lo largo de su carrera posaron delante de su cámara personalidades como Albert Einstein, Frank Sinatra, o Richard Nixon y consiguió ser portada de Life en más de 100 números.

Philippe Halsman murió en Nueva York en 1979.


Marilyn Monroe
Foto de Philippe Halsman

Philippe Halsman
CRONOLOGÍA


Philippe Halsman, fue un fotógrafo letón estadounidense muy conocido por sus retratos de personajes célebres, como Audrey Hepburn, Marilyn Monroe, Salvador Dalí, Alfred Hitchcock, Marlon Brando, Cary Grant, entre otros.

Realizó 101 portadas para la revista Life.

1906
Nace el 2 de mayo en Riga, Letonia. Hijo del dentista Max Halsman, y Grintuch Ita, directora de una escuela de gramática.

1921
Descubre una vieja cámara de su padre y comienza a fotografiar a su familia y amigos.

1924
En el secundario, fue el primero en su clase en graduarse, habiendo estudiado griego, latín, francés, alemán y ruso.
Ingresa en la Universidad de Dresden, Alemania, para estudiar ingeniería eléctrica.

1928
Su padre muere durante unas vacaciones familiares en los Alpes austríacos.

1930
Se traslada a París, comienza a trabajar como fotógrafo de retratos.

1932
Abre un estudio en la calle 22 Delambre, Montparnasse, París.

1934-40
Su trabajo aparece en las revistas Vogue, Vu, y voilá. Hace retratos de André Malraux, Paul Valéry, Jean Painlevé, Marc Chagall, André Gide, Jean Giraudoux y Le Corbusier.


Brigitte Bardot
Philippe Halsman
1936
Utiliza diseños de 9 x 12 cm de doble lente de la cámara reflex, que es construida por un ebanista cuyo abuelo (Alphonse Giroux) hizo la primera cámara de Louis-Jacques-Mandé Daguerre, inventor de la fotografía.
Primera exposición importante, Galerie de la Pléiade, 73 boulevard Saint-Michel.

1940
En noviembre obtiene una visa de emergencia para entrar a Estados Unidos, a través de la maravillosa intervención de Albert Einstein. Con la ayuda de la Comisión de Rescate de Emergencia, que deja en un barco de refugiados de Lisboa, llevando una maleta con su cámara y una docena de copias. Se une a su esposa y su hija en Nueva York.

1941
Conoce a Salvador Dalí, sus treinta años de colaboración comienza.

1941-42
Acepta la moda y las tareas de la revista Black Star Agency en Nueva York.

1942
5 de octubre: Se publican por primera vez sus trabajos en la revista LIFE.

1944
Viaja a California y fotografía sus primeras asignaciones de Hollywood para LIFE. Sus trabajos aparecen en siete portadas deLife ese año, incluyendo una historia importante sobre los diseñadores de moda estadounidense.

1945
Elegido el primer presidente de la American Society of Magazine Photographers (ASMP).

1946-49
Fotografia considerablemente a Martha Graham y su companía de danza en su performance.

1947
Fotografía a Albert Einstein en Princeton.
Diseños de una versión mejorada de su gemelo-lente de la cámara reflex en 4 x 5 pulgadas de formato. Tres prototipos, conocidos como Halsman-Fairchild, son fabricados. Continua usando esta cámara para retratos a lo largo de su carrera profesional.

1948
Se convierte en un ciudadano de los Estados Unidos.
Hace la fotografía Dalí Atomicus.

1949
Publica The Frenchman (Simon & Schuster), un libro de fotografías de la estrella del cine francés Fernandel. Se convierte en un best-seller del New York Times.

Duques de Windsor
Philippe Halsman
1951
3 de septiembre: Quincuagésima portada de Life: Gina Lollobrigida.
Regresa a Europa por primera vez desde 1940, fotografías Chagall, Churchill, Matisse, Sartre, Bardot, Magnani, y otros. David Seymour ( "Chim"), fotoperiodista y fundador de Magnum, la agencia de fotografía, le invita a unirse a Magnum como miembro contribuyente. Magnum comienza a distribuir su obra en Europa.

1952
7 de abril: Marilyn Monroe en la portada de Life.

1953
Publica "Piccoli", un cuento de hadas (Simon & Schuster), que él había escrito para sus hijas.

1954
Publica "Dali's Mustache" -bigote de Dalí- (Simon & Schuster), que incluye treinta imágenes surrealistas de su amigo artista.

Richard Nixon
Philippe Halsman

1955
18 de julio: Su 75 Life: Audrey Hepburn.

1958
Elegido uno de los "Diez mejores fotografos del mundo", en una encuesta internacional llevada a cabo por Popular Photography.

1958-60
Fotografías principales: escritores, filósofos y científicos que contribuyeron con artículos para la larga serie "Adventures of the Mind" de Saturday Evening Post.

1959
Publica Philippe Halsman's Jump Book (Simon & Schuster), una colección de más de doscientas imágenes realizadas desde 1950 hasta 1959.

1960
Es enviado a Rusia por Life y ahí fotografía a diversos escritores, bailarines, y políticos.





1961
Publica Philippe Halsman on the Creation of Photographic Ideas (Ziff-Davis). Fotografía al presidente John F. Kennedy y su séquito, incluyendo Robert F. Kennedy, Robert S. McNamara, McGeorge Bundy, Dean Rusk, y Arthur E. Schlesinger Jr. Por "New Frontierland: The Big Wheels".

1962
Se une a Irving Penn, Richard Avedon, Alfred Eisenstaedt, y otras seis personas para formar la Escuela de fotógrafos famosos.

1963
Gran exposición individual en la Smithsonian Institution, Washington, DC, recibe la Mención Newhouse para el logro periodístico de la Syracuse University School of Journalism.

1966
Rinde primera de las dos visitas prolongadas a la fotografía Vladimir Nabokov en Montreux, Suiza.

1969
Hace retrato oficial del presidente Richard M. Nixon.

1970
23 de diciembre: Life número cien, en la publicación: Johnny Carson. Con un total de 101, los trabajos en Life de Halsman es mayor que cualquier otro fotógrafo.

1971-76
Enseña curso sobre "El retrato psicológico" en la New School for Social Research, Nueva York.

1972
Publica Sight and Insight (Doubleday).
Su salud comienza a empeorar
Life deja su publicación semanal después de treinta y seis años.

1973
Exposición "Sight and Insight" se abre en Tokio, y viaja por todo Japón.


Philippe Halsman

1975
The American Society of Magazine Photographers le otorgan un premio por sus logros en la revista Life.

1979
Con Cornell Capa, fundador del International Center of Photography de Nueva York, se monta una exposición completa de su carrera, que viaja por todo Estados Unidos durante los próximos ocho años.

25 de junio: Philippe Halsman muere en Nueva York.


Marilyn Monroe
Foto de Philippe Halsman


¡Salta con Philippe Halsman!


El retratista judío fotografió a decenas de celebridades para la revista 'Life'
Una exposición en Suiza muestra 300 fotos del hombre que logró hacer saltar a Marilyn Monroe
Las imágenes se recogen en un libro que ha salido a la venta esta semana

Por Carmen Rosa Fernández
El País, 28 de febrero de 2014
Philippe Halsman fue acusado con 22 años de matar a su propio padre. Sucedió durante una excursión que ambos, nacidos en Letonia, realizaron a los Alpes austriacos para practicar montañismo, una de sus actividades favoritas. A final de la jornada, el padre yacía muerto en el suelo y nadie dudó en acusar al joven judío. Corría el año 1928 y los humos antisemitas ya empezaban a atufar el corazón de Europa, por lo que la pantomima de juicio y la injusta condena a dos años de prisión que le impusieron fue para muchos uno de los primeros síntomas de la enfermedad racista que asolaría después el continente.
El caso Halsman, por aquellas estudiante de ingeniería en Dresde, despertó una solidaridad sin precedentes entre la intelectualidad judía. Albert Einstein desde Berlín, Sigmund Freud desde Viena y Thomas Mann en Munich fueron algunos de los que denunciaron la injusticia, advirtiendo que aquello era solo la punta del iceberg de un odio racial que iba in crecendo. “Aquella experiencia le hizo replantearse hacia dónde quería enfocar su vida. Se decidió por París y se convirtió en uno de los fotógrafos más relevantes del siglo XX”, explica Anne Lacoste, comisaria de la exposición Etonné-moi!(¡Asómbrame!) en el Musée de L'Elysée de Lausanne (Suiza) que reúne hasta el 11 de mayo más de 300 piezas del artista de Riga en un intento por indagar en su cuidado proceso creativo. Las imágenes se recogen en un libro que el 24 de febrero lanza la editorial Prestek Publishing.
El creador de la saltología –los retratos de celebridades, políticos e intelectuales en pleno vuelo–, de 101 portadas de la revista Life o de las imágenes más icónicas de Salvador Dalí, decidió dar carpetazo a aquel episodio, del que nunca volvería a hablar demasiado. Lo consiguió con una cámara, su fina ironía, un humor mordaz, amplísimos conocimientos técnicos y, quizá lo más importante, una admirable capacidad a lo largo de toda su carrera para adaptarse a nuevos lugares, medios y formas narrativas.
Retrato de Philippe Halsman de Jean Cocteau. / PHILIPPE HALSMAN
Halsman vivió en París durante los años treinta, aprovechando un nuevo tipo de soporte que se tornaría esencial para la fotografía: las revistas. En la capital francesa, influenciado por el movimiento surrealista, experimentó con la manipulación de los negativos y arrancó las series de imágenes duplicadas y sobreexposiciones que desarrollaría a lo largo de toda su trayectoria. En aquellos años, las fotografías a personalidades de toda índole entrenaron el ojo de uno de los mejores retratistas de la historia. Sin embargo, el tiburón antisemita andaba al acecho y el estallido de la Segunda Guerra Mundial le obligó a emigrar a Nueva York ayudado por uno de los espontáneos amigos que le surgieron durante sus dos años de prisión: Albert Einstein. Años después, el científico sería elegido por la revista TIME como Personaje del Siglo XX y quedó inmortalizado para siempre en su retrato más recordado y reproducido, firmado por Philippe Halsman. Se cumplía así, como ocurrió con muchas otras de sus instantáneas, una de las ansias del creador y que él mismo explicó en varias ocasiones: “Intento captar la esencia de los sujetos de forma sincera y sin artificios. Mi aspiración es crear un retrato que perdure en la historia como la imagen que defina a esa persona, para que, cuando la gente recuerde a una gran figura del pasado, lo que vea sea una fotografía creada por mi cámara y mi ojo”.
En Nueva York tocó volver a readaptarse a otra cultura iconográfica que huía de los artificios y las distorsiones de la imagen a los que estaba acostumbrado. En EEUU se exigía precisión y perfección y Halsman, un tipo con recursos, lo entendió a la primera. “Su adaptabilidad es una de sus mayores virtudes. Él conocía muy bien el mercado y enseguida vio que en América no podía hacer las fotografías que hacía en París. Su imagen para la campaña publicitaria de pintalabios de Elizabeth Arden (con la modelo Connie Ford posando ante una bandera americana), fue todo un éxito y demuestra que entendió muy rápido el mensaje”, explica Anne Lacoste. Para Lacoste, lo que diferencia a Halsman del resto de fotógrafos de posguerra es su afán por aportar a su trabajo una carga artística y el hecho de que inventara un nuevo formato editorial. “Fue el primero en publicar un libro de fotos con las imágenes a página en The Frechman, su bestseller con la entrevista visual, sólo a través de gestos, que le hizo al cómico francés Fernandel. Lo mismo hizo después con el volumen dedicado al bigote de Dalí”. También introdujo el concepto de copyright y fue el primero en proteger los derechos de los fotógrafos frente a las publicaciones.
Hitchcock según Halsman / PHILIPPE HALSMAN
Pero antes de todo esto, por la cámara de Halsman pasaron las más grandes personalidades de la época como Alfred Hitchcock, una desconocida Grace Kelly, los Kennedy, Anjelica Huston enterrada en flores, Martha Graham, Andy Warhol o Rita Hayworth, a la que colocó tomando un batido en una de sus primeras portada para Life. Fue en esta revista de y para fotógrafos donde Halsman obtuvo carta blanca para poder mostrar su visión de la realidad y viajar con encargos como el de buscar a las mujeres más elegantes del mundo. En otra misión sobre jóvenes promesas de Hollywood conoció a una novata Marilyn Monroe y quedó inmediatamente cautivado por la rubia, a la que volvería a retratar en varias ocasiones más. Marilyn fue de las pocas que rehusó saltar para él. Demasiada exposición para una mujer escondida detrás de un mito. Sí lo hizo cinco años después, donde incluso brincó de la mano del fotógrafo. La famosa serie Jumpology (saltología) surgió como método para seguir excavando en su aproximación psicológica del retrato, hacer caer a golpe de botes la máscara que todo el mundo lleva pegada al rostro. Al final de cada sesión, Halsman pedía al retratado que saltara para él. Casi nadie se negó y gracias a eso podemos ver hoy el elegante brinco de los duques de Windsor, el recatado de Richard Nixon o el eufórico de Brigitte Bardot.
Cuando el cine y televisión comenzaron a tomarle terreno a las revistas como soporte de la publicidad y la promoción cinematográfica en las que se había especializado, Halsman no se achantó, como otros, y agarró el reto con entusiasmo. Su llamamiento a incentivar la creatividad en la fotografía para asegurar así su permanencia se materializó en la realización de secuencias de fotos, en nuevos efectos con el color y, en 1961, en su asociación con varias figuras como Richard Avedon e Irvin Penn, para abrió el Famous Photographers School, donde impartían seminarios sobre el medio y su relación con el mercado. “La fotografía es la forma de arte más joven. Todo intento de ampliar sus fronteras es importante y debe fomentarse”, reivindicaba el letón.
Pese a su éxito como retratista, el autor mantuvo viva su otra faceta, la artística, la más personal y en la que se permitía seguir agitando la mirada. Es el caso, por ejemplo, de los retratos que realizó a Jean Cocteau en 1949 con dos cabezas, tres piernas u ocho manos. “Ningún escritor es acusado de escribir lo que está en su imaginación. Ningún fotógrafo debería ser acusado cuando, en vez de captar la realidad, intenta mostrar cosas que sólo ha visto en su imaginación”, reivindicaba en sus múltiples clases magistrales.
Horizontes que agrandaba con colaboraciones como la que mantuvo durante décadas con Salvador Dalí, al que fotografió por primera vez en 1941 y por última en 1978. A ambos les unía su interés por el psicoanálisis, la ironía, el humor y la conciencia del valor de los medios de masas. Con el creador catalán formaría una simbiosis artística única que mantuvo viva la pequeña parcela de locura que el fotógrafo se preocupó de proteger toda su vida. “En mi trabajo serio me esfuerzo por alcanzar la esencia de las cosas y objetivos que puede que sean inalcanzables. Por otro lado, me atrae lo cómico y una vena infantil me lleva a tener todo tipo de comportamientos frívolos”. Reflexiones de un hombre que asombró al mundo pero al que el mundo jamás pudo pillar por sorpresa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada