jueves, 1 de enero de 2015

Javier Marías

Javier Marías
Poster de T. A.

DE OTROS MUNDOS
Javier Marías según Jordi Gracia
Javier Marías / Feliz noticia
Javier Marías / Todos los genios muertos
Javier Marías / Puritanismo y predestinación
Javier Marías / Salvajes y sentimentales
Javier Marías / Las bromas divinas / Isak Dinesen
Javier Marías / Tristam Shandy es mi mejor texto
Javier Marías / El hombre sentimental / Caterina Visani
Javier Marías / El éxito europeo de un indeciso
Javier Marías / Cruceros hundidos
Juan Villoro / Autopsias rápidas / Javier Marías
Javier Marías / Cada vez leo menos novedades
Eduardo Mendoza / Los enamoramientos de Javier Marías
Javier Marías / El olimpo literario
Javier Marías / Homenaje de la revista Insula
Javier Marías / La dignidad de un escritor
Javier Marías / Woody Allen / Fobias en las grandes metrópolis
Las diez mejores novelas en español
Juan Benet / El nombre del maestro
Javier Marías / El escritor aislado
Javier Marías / Mi padre, el filósofo
Javier Marías / Mala índole
Javier Marías / Los rostros y el tiempo / Entrevista
Los enamoramientos, finalista al Premio de la Crítica en Estados Unidos
Los enamoramientos gana el Premio Lampedusa
Javier Marías / Así empieza lo malo / El libro de 2014
Javier Marías / Las novelas deben ser tan ambiguas como la vida / Entrevista
Javier Marías / Menos escrúpulos
Javier Marías / El erotismo no da para mucho en literatura
Javier Marías / Una muela de Cervantes

Javier Marías / La prosa de Banville es la mejor que existe en inglés

FICCIONES
Casa de citas / Arturo Pérez-Reverte / Javier Marías
Casa de citas / Javier Marías / La literatura que más admiro
Casa de citas / Javier Marías / Algo que nos perturba
Casa de citas / Javier Marías / Los premios y los años
Casa de citas / Javier Marías / La mayor maldición
Casa de citas / Javier Marías / Faulkner y el caballo
Casa de citas / Javier Marías / Conrad
Casa de citas / Javier Marías / Contra el Ulises
Casa de citas / Javier Marías / Los premios
Casa de citas / Javier Marías / Padre I
Casa de citas / Javier Marías / Padre II
Casa de citas / Javier Marías / Padre III
Casa de citas / Javier Marías / Penguin Modern Clasics
Casa de citas / Javier Marías / Cela
Casa de citas / Javier Marías / Balance
Casa de citas / Javier Marías / Ciertas personas
Casa de citas / Javier Marías / Escritores
Casa de citas / Javier Marías / Cocaína
Casa de citas / Javier Marías / Muerte en la calle
Casa de citas / Javier Marías / Cuando uno ha sido abandonado
Casa de citas / Javier Marías / La prosa de John Bonvaille

MESTER DE BREVERÍA
Javier Marías / Nunca más

DRAGON
Javier Marías / The Art of Fiction
Javier Marías turns down prize
Javier Marías / Fewer Scruples
Javier Marías / A Heart So White / Quotes
Javier Marías / A Heart So White / Reviewed by Samantha Scheneed and Others
Javier Marías / Stranger than Fiction  
Javier Marías / A Heart So White / JDP
Javier Marías / While the Women Are Sleeping
Javier Marías / While the Women Are Sleeping / Reviews
Javier Marías / A Heart So White and All Souls
Javier Marías / There are seven reasons not to write novels (and one to write them)
Javier Marías / A life in writing
The Infatuations by Javier Marías / Review by Robert McCrum
The Infatuations by Javier Marías / Review by Alberto Manguel

PESSOA
Javier Marías / Así empieza lo malo / O melhor livro de 2014

RIMBAUD
Javier Marías / Comme les amours / Roman
Javier Marías / Une brillante déambulation dans les méandres de la conscience
Comme les amours / Una déambulation troublante dans le jardin de bien et du mal

DANTE
Javier Marías / Mentre le donne dormono
Javier Marías / Quando le donne dormono


Javier Marías
(1951)


Escritor español, nacido en Madrid. La notable perfección técnica con que elabora sus novelas, que se inscriben en una línea de experimentación narrativa, es el rasgo característico de este autor traducido a muchas lenguas y que goza de unánime estima por parte de la crítica europea. Sus obras reflejan de forma irónica, distanciada e introspectiva la perplejidad que genera el perpetuo contraste entre realidad, apariencia y memoria.





Hijo del filósofo Julián Marías, se licenció en filosofía y letras; durante dos años llevó a cabo su actividad docente como profesor de literatura española en la Universidad de Oxford y en el Wellesley College (Massachusetts). Ya desde sus primeros títulos se reveló como una de las voces más personales de la narrativa española del momento. El autor, cuya voz es perceptible en todas sus obras, desarrolla personajes complejos y situaciones inciertas, explorando con sutileza nuevas fórmulas literarias. Aunque el marco de sus novelas y cuentos es la vida cotidiana, son frecuentes las referencias culturalistas, en su mayor parte tomadas de las letras inglesas, de las que es gran conocedor (obtuvo el Premio Nacional de Traducción en 1979 por sus versiones de L. Sterne, uno de los autores más complejos de esa lengua).

Publicó antes de los veinte años su primera y ya madura novela, Los dominios del lobo (1971), llena de peripecias ambientadas en Estados Unidos, escrita en un estilo ágilmente periodístico que rendía homenaje tanto al admirado cine hollywoodiano de las décadas de 1950 y 1960 como a un olimpo privado de novelistas norteamericanos, entre ellos Faulkner, Hammet, Melville y S. S. van Dine. La novela constituyó uno de los primeros indicios de la revuelta generacional de la década de 1970, que llevaría a un interesante grupo de novelistas y de poetas (conocidos con la denominación de "novísimos") a rechazar la tradición literaria española que se identificaba, sobre todo, con el color local de varias etapas de realismo.

Javier Marías fue uno de los máximos exponentes de esta nueva tendencia estética que situaba su propia filiación cultural fuera del ámbito ibérico, oponiéndose de forma directa al pomposo amor por la patria que predicaba el franquismo, pero también a la literatura didáctica y militante de sus oponentes. Con Travesía del horizonte (1973) experimentó una escritura elaborada sobre los cánones de la novela eduardiana, exhibiendo la influencia de Conrad y de James como provocador manifiesto artístico, que reivindicaba para el hecho literario la primacía de una creatividad libre de las obligaciones testimoniales, tanto en la elección de los temas como en los elementos expresivos.

Como muchos otros autores de su generación, parece tener de español sólo la lengua; sus ricas construcciones sintácticas y su léxico exquisito no pueden prescindir, sin embargo, del patrimonio de elegancia formal que hunde sus raíces en el Siglo de Oro. El hecho de que el lenguaje se exprese a veces a través de los escritores más de lo que están dispuestos a admitir se demuestra en la original obraEl monarca del tiempo (1978), que Javier Marías definió como "novela" a pesar de estar formada por tres narraciones, un ensayo literario y una pièceteatral, unificados por un sutil y versátil análisis de las implicaciones temporales de la verdad, analizadas con argumentos muy variados, que toman como referencia desde un general napoleónico hasta el Julio César de Shakespeare, pasando por un ángel sobrenatural.

Javier Marías
Poster de T. A.


Con la novela El siglo (1983), considerada como uno de los ejemplos de narrativa más interesantes del posfranquismo, Marías diluye el experimentalismo inicial para narrar las vicisitudes que tienen como marco un país al que nunca se nombra, pero que una inconfundible guerra civil permite identificar con España, a pesar de los improbables paisajes de su geografía y de las polivalencias lingüísticas de los nombres de algunos personajes. Con una prosa ora solemne, ora burlesca, que evoca los refinamientos estilísticos del barroco, especialmente el inglés, la novela cuenta el parabólico destino de un ambiguo personaje, nacido no por casualidad en 1900, que se identifica tortuosamente con los esplendores y las miserias de la España del siglo XX. Una historia de impulsos nobles y de elecciones ignominiosas, de pasiones trascendentales y juegos rudos, cruzada por un austero sentimiento de la muerte que la transforma en un renovado desengaño de nuestro tiempo, y que pertenece tanto a la tradición española como a la cultura del mundo occidental.

El tono suavemente irónico y reflexivo, así como el permanente protagonismo del narrador en intrigas un tanto nebulosas, vuelven a aparecer en Todas las almas (premio Ciudad de Barcelona, 1989), evocación desmitificadora de los dos años que pasó en la universidad de Oxford. No obstante todos estos brillantes antecedentes, Javier Marías no comenzó a ser un escritor verdaderamente popular hastaCorazón tan blanco (1992), libro de estructura circular que versa sobre los peligros de indagar en el propio pasado corriendo el riesgo de descubrir lo que debería permanecer oculto, y con el que obtuvo el Premio de la Crítica.

Su siguiente novela, Mañana en la batalla piensa en mí (1995), cuenta un hecho sobrecogedor que tuvo consecuencias imborrables en la vida del personaje principal, un guionista de televisión y escritor llamado Víctor Francés. Con esta novela se consolidó el prestigio y la difusión de Marías, ya que llovieron sobre él los premios internacionales, entre los que sobresale el Rómulo Gallegos, que se le concedió ese año.

Posteriormente publicó Negra espalda del tiempo (1998) y emprendió una extensa trilogía con Tu rostro mañana 1. Fiebre y lanza (2002), a la que siguió Tu rostro mañana 2. Baile y sueño, en 2004, y que se completó con Tu rostro mañana 3. Veneno y sombra y adiós (2007). También es autor de los libros de relatos Mientras ellas duermen (1990) y Cuando fui mortal (1996), del volumen de ensayos Pasiones pasadas (1991), de la colección de biografías Vidas escritas (1992) y de las recopilaciones de artículos Literatura y fantasma (1993), Vida del fantasma(1995), Seré amado cuando falte (1999), El oficio de oír llover (2005) y Donde todo ha sucedido. Al salir del cine(2005). De 2011 son el libro de literatura infantil Ven a buscarme y la novela Los enamoramientos. En 2006 fue elegido miembro de la Real Academia Española.

Javier Marías
Poster de T.A.
CRONOLOGÍA
HASTA 2001
Por Reyes de Miguel e Inés Blanca


Javier Marías Franco nace el 20 de septiembre de 1951 en Madrid, en el antiguo número 16 de la calle Covarrubias, del barrio de Chamberí. Es el cuarto hijo de los cinco varones que tuvo el matrimonio formado por Dolores Franco Manera, profesora, y Julián Marías Aguilera, filósofo. No conoce a sus abuelos paternos, ni a su hermano mayor Julianín que había fallecido en 1949, a la edad de tres años.
A su padre, que fue encarcelado y represaliado por ser republicano, se le prohibe dar clases en la Universidad franquista por negarse a firmar los principios del "Movimiento", por lo que realiza frecuentes viajes a América para impartir clases en sus universidades. En algunas ocasiones su familia le acompaña. Así, Javier Marías pasa su primer año de vida en Massachusetts (EE.UU.), cerca del Wellesley College donde su padre da clases. Viven en la casa del poeta Jorge Guillén, en cuyo piso superior reside por la misma época el escritor ruso Vladimir Nabokov, que también imparte clases en Wellesley. Con cuatro años pasa cinco meses en New Haven, Connecticut, mientras su padre da clases en Yale. Les acompaña en esta ocasión Heliodoro Carpintero, el amigo soriano de sus padres, que le acaba de enseñar a escribir bien, ya que lo hacía al revés, de derecha a izquierda con su mano zurda.
Sus recuerdos de la niñez están unidos a la nieve en América, y a los tranvías y carros en Madrid. Cuando tiene siete años, a comienzos de 1959, dejan el pequeño piso de Covarrubias y se cambian al definitivo de la calle Vallehermoso, un piso lleno de luz, libros y cuadros. Su niñez transcurre jugando con sus hermanos, y yendo al cine con su madre, su abuela o las criadas.
Recibe una sólida educación liberal en el Colegio Estudio, heredero de la Institución Libre de Enseñanza, y en su casa, donde sus padres daban clases a estudiantes extranjeros y recibían a intelectuales. Aquí conoce a Rosa Chacel, con la que se carteará hasta el fallecimiento de ésta. Lee a Richmal Crompton (Guillermo Brown), Enid Blyton, Dumas, Salgari, Corbert, Paul Féval, Verne y los tebeos de Tintín. A los once años empieza a escribir para "seguir leyendo lo que le gusta", según él mismo ha contado. Pasa los veranos con su familia en Soria. Durante uno de ellos, en casa de Heliodoro Carpintero y sus hermanas Mercedes y Carmen, escribe con quince años su primera novela, La víspera, que nunca ha llegado a publicar.
1968
El 19 de abril el diario El Noticiero Universal, de Barcelona, publica su cuento La vida y la muerte de Marcelino Iturriaga, que había escrito con quince años.
En octubre entra en la Universidad. Se matricula en la carrera de Filosofía y Letras, de la Universidad Complutense de Madrid, entre sus compañeros está el futuro director de cine Agustín Díaz Yanes, que pertenece como él al Comité de Acción Revolucionaria (dependiente del Partido Comunista Internacional). Hay que señalar que su afiliación política durará poco tiempo y que en los años siguientes se caracterizará por su independencia política, haciendo gala de no pertenecer a ningún partido.
1969
Gana su primer dinero traduciendo guiones sobre Drácula para su tío, el director de cine Jesús Franco. E interviene como extra en otra película de su tío, sobre Fu Manchú, disfrazado de esbirro chino. Escribe el guión del corto Gospel que dirige su primo Ricardo Franco, basado en el cuento del mismo título que aparece incluido en la novela Los dominios del lobo. Actúa en el cortometraje como extra caracterizado de policía.
En junio inicia la redacción de Los dominios del lobo. A mediados de julio se escapa a París donde vive en casa de Jesús Franco. Por las mañanas escribe la novela, por las tardes va a ver películas norteamericanas a la Filmoteca de Henri Langlois -ve 85 películas en mes y medio-, y por las noches canta acompañándose de una guitarra en los Campos Elíseos para obtener unas monedas para su sustento (básicamente pan con mostaza, según su propio testimonio). A lo largo del verano se le une su primo el pintor Carlos Franco. Vuelve a España con la novela prácticamente terminada.
1970
En enero finaliza Los dominios del lobo.
Interviene como guionista y ayudante de dirección en la primera película de su primo Ricardo Franco El desastre de Annual.
Comienza a visitar periódicamente al poeta Vicente Aleixandre en su casa de la calle Velintonia.
En octubre inicia en la Universidad la especialidad de Filología Inglesa.
En este año conoce a quién será decisivo en su vida personal y literaria: el ingeniero y escritor Juan Benet. Se integra en el grupo formado por Juan Benet, Juan García Hortelano, Antonio Martínez Sarrión, Eduardo Chamorro, Vicente Molina Foix y Félix de Azúa, entre otros.
1971
En mayo, con la mediación de Benet, consigue publicar su primera novela, Los dominios del lobo, en la editorial Edhasa de Barcelona. Vicente Molina Foix le regala el título. Y a ambos va dedicado el libro.
En julio comienza la que será su segunda novela, Travesía del horizonte.
1972
En septiembre finaliza Travesía del horizonte, que es publicada por la editorial barcelonesa La Gaya Ciencia. En las guardas lleva impreso un texto en inglés, con letra de Juan Benet.
1973
Finaliza la especialidad de Filología Inglesa y se licencia en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid.
1974
Se va a vivir a Barcelona y comienza a trabajar como asesor literario para la editorial Alfaguara, dirigida entonces por Jaime Salinas
Lee en francés Trastorno, de Thomas Bernhard, y recomienda a la editorial su publicación.
Conoce al médico y escritor Aliocha Coll, con el que mantendrá una breve pero estrecha amistad. (Aliocha Coll se suicida en París el 15 de noviembre de 1977.)
Se publica en la editorial Alianza su traducción de El brazo marchito y otros relatos, de Thomas Hardy.
1975
Publica el cuento La dimisión de Santiesteban, en el volumen Tres cuentos didácticos (Editorial La Gaya Ciencia), conjuntamente con Félix de Azúa y Vicente Molina Foix.
1977
Comienza a colaborar en periódicos y revistas. Escribe artículos para El Diario de Barcelona, unas veces con su nombre, o formando parte del colectivo "Oscar Pignatelli", en el que participan: Eugenio Trías, Félix de Azúa, Javier Fernández de Castro, Alberto González Troyano, Ferrán Lobo, Carlos Trías y Víctor Gómez Pin.
Escribe con el seudónimo de Luisa Viella el artículo Una mujer al desamparo de la ley, en la revista Vindicación feminista.
En la madrugada del 24 de diciembre fallece su madre.
1978
Deja Barcelona y se instala en Madrid, en el domicilio familiar, para acompañar a su padre viudo.
En enero finaliza su tercera novela, El monarca del tiempo, que publicará en octubre la editorial Alfaguara de Madrid.
En la recién nacida revista literaria Hiperión, en sus números 1 y 2, publica respectivamente los cuentos El viaje de Isaac y El fin de la nobleza nacional.
En octubre la editorial Alfaguara publica su traducción de La vida y las opiniones del caballero Tristram Shandy de Laurence Sterne.
1979
Gana el Premio Nacional de Traducción por Tristram Shandy.
En distintas revistas literarias aparecen traducciones suyas de poemas de O’Hara, Nabokov, Faulkner y Edith B. Holden. Escribe los primeros artículos para El País, diario en el que seguirá colaborando hasta el día de hoy.
1980
La editorial Hiperión de Madrid publica De vuelta del mar, una selección de poemas de Robert Louis Stevenson, con edición y traducción de Javier Marías.
1981
Aparece su traducción de El espejo del mar, de Joseph Conrad (Hiperión, Madrid), con prólogo de Juan Benet.
1982
En mayo finaliza su cuarta novela, El siglo.
1983
Se publica El siglo en la editorial Seix Barral de Barcelona.
En septiembre se va a Oxford, donde imparte clases de literatura española y teoría de la traducción.
1984
Su vida transcurre entre Oxford y Londres, donde visita a sus amigos Guillermo Cabrera Infante y Miriam Gómez y busca para Benet obras inglesas sobre la Guerra de Independencia española, con cortos viajes a Madrid y Venecia.
Se publican sus traducciones de Isak Dinesen (Ehrengard, Bruguera, Barcelona) y Hardy (El violinista ambulante, en Cuentos británicos, Turner, Madrid).
A finales de septiembre se va un semestre a dar clases al Wellesley College, de Boston, una universidad exclusivamente para mujeres donde ya habían dado clase su padre y Nabokov (uno de sus escritores preferidos). Vive en la misma casa donde pasó su primer año de vida. Imparte un curso sobre elQuijote.
1985
Vuelve en primavera a Oxford para seguir con sus clases en el departamento de español de la Facultad de Lenguas Modernas y Medievales.
El 23 de mayo publica en El País un artículo titulado El hombre que pudo ser rey, que constituye el primer latido de Todas las almas.
Aparecen sus traducciones de Yeats (El crepúsculo celta, Alfaguara, Madrid) y Ashbery (Autorretrato en espejo convexo, en la revista Poesía).
1986
Vive en Venecia, donde escribe El hombre sentimental, que finaliza en mayo. Con esta novela gana el Premio Herralde de Novela, que es publicada en diciembre en la editorial Anagrama de Barcelona. (Tras la ruptura con esta editorial, devolvió la estatuilla del premio y renunció al mismo.)
La editorial Alfaguara publica su traducción de Religio Medici. Hydriotaphia de Thomas Browne.
El 25 de diciembre se publica en El País su relato Gualta.
1987
Vive entre Madrid y Venecia.
Anagrama reedita su primera novela, Los dominios del lobo.
Se publican en revistas literarias sus traducciones de Burgess, Auden y Salinger.
En octubre comienza a dar clases de teoría de la traducción en los cursos de doctorado de su antigua facultad, en la Universidad Complutense de Madrid, que se extenderán hasta 1992.
1988
Francia es el primer país que traduce sus obras, comenzando por El hombre sentimental.
En el mes de diciembre finaliza la redacción de su sexta novela, Todas las almas.
1989
En marzo se publica Todas las almas (presentada el día 7 de abril en Madrid, en Chicote, por Eduardo Mendoza), que gana el Premio Ciudad de Barcelona.
En el número de verano aparece en Revista de Occidente su cuento Un epigrama de lealtad, basado en la figura del escritor John Gawsworth.
El 13 de agosto sale en El País Semanal su cuento Una noche de amor.
Publica bajo el seudónimo James Denham el relato La canción de Lord Rendall, en el volumen preparado y en parte traducido por él, titulado Cuentos únicos (Siruela, Madrid).
1990
En abril Anagrama edita su primer libro de cuentos, Mientras ellas duermen (recopilación de cuentos aparecidos en diarios y revistas y dos inéditos: el que da título al libro y Lo que dijo el mayordomo).
Comienza a escribir en la nueva revista Claves de razón práctica (dirigida por Fernando Savater y Javier Pradera) una serie sobre vidas de escritores.
La editorial Visor edita su traducción de Ashbery, Autorretrato en espejo convexo.
1991
En abril aparece en la editorial Anagrama su primer libro de recopilación de artículos, Pasiones pasadas, que recoge una selección de piezas escritas entre los años 1982 y 1990.
A lo largo del año publica en distintos medios los siguientes cuentos: En la corte del rey Jorge, El médico nocturno, La herencia italiana y En el viaje de novios.
Finaliza la novela Corazón tan blanco.
1992
Es jurado del Premio de las Letras, en el que queda finalista Juan Benet.
Aparece con Eduardo Mendoza en el programa de la televisión francesa Apostrophes, de Pivot.
Fallece el escritor Juan García Hortelano, buen amigo suyo.
En febrero Anagrama publica su novela Corazón tan blanco, que obtiene un éxito unánime entre la crítica española y lo consolida como uno de los mejores escritores de su tiempo.
En abril la editorial Siruela publica Vidas escritas, volumen que recoge los artículos sobre vidas de escritores aparecidos en la revista Claves y "Artistas perfectos", pieza que comenta una serie de fotos de escritores (publicada con anterioridad en la revista El Paseante).
Durante el verano, y en distintos medios, aparecen los siguientes cuentos: Prismáticos rotos, Figuras inacabadas y Domingo de carne.
En septiembre empieza a escribir la novela Mañana en la batalla piensa en mí.
1993
El 5 de enero muere Juan Benet. A lo largo del año Javier Marías escribirá artículos sobre su amigo y participará en homenajes a su memoria.
Gana el Premio de la Crítica y el Prix L’Oeil et la Lettre por Corazón tan blanco.
En verano, El País Semanal publica su relato Cuando fui mortal.
En octubre la editorial Siruela publica Literatura y fantasma, una recopilación de artículos de carácter literario escritos entre 1978 y 1993.
1994
En abril aparece su octava novela, Mañana en la batalla piensa en mí (Anagrama, Barcelona).
El secretario de la Real Academia Española de la Lengua, Víctor García de la Concha, le habla de la posibilidad de presentar su candidatura a uno de los sillones vacantes, lo que rechaza.
Entra a formar parte del recién creado Parlamento Internacional de Escritores.
El 27 de julio muere Rosa Chacel.
Publica dos cuentos: Todo mal vuelve (en el volumen colectivo Cuentos europeos, Anagrama, Barcelona) y Menos escrúpulos (en la edición no venal a favor de varias ONG, La condición humana. Diez relatos y un poema, FNAC, Barcelona).
En septiembre inicia la redacción de Negra espalda del tiempo.
A partir del mes de diciembre comienza su colaboración fija en El Semanal (que en ese momento se denominaba aún El Suplemento Semanal).
1995
Año lleno de reconocimientos internacionales por su obra.
Deja el domicilio familiar y se va a vivir solo a un espacioso piso, decorado por él mismo, también lleno de libros y cuadros, cerca de la Plaza Mayor de Madrid.
En enero se reedita su novela El siglo (Anagrama, Barcelona), con un prólogo donde explica las razones de su escritura.
En mayo se publica Vida del fantasma, en la editorial El País-Aguilar. Recoge artículos periodísticos escritos entre 1976 y 1995, agrupados por temas, con anotaciones manuscritas al margen del autor.
El 26 de mayo, encontrándose en Valladolid para firmar como representante español en el Consejo mundial del Parlamento Internacional de Escritores un convenio por el que la ciudad se convertía en la primera ciudad refugio española, recibe la llamada telefónica de su padre que, como académico de la Real Academia Española, le comunica que le han concedido el Premio Fastenrath por su novela Mañana en la batalla piensa en mí.
La mala gestión del responsable de Anagrama, el empresario Jorge Herralde, le lleva a tomar la decisión de no seguir publicando en esa editorial.
Decide no tomarse vacaciones en verano para poder continuar la redacción de Negra espalda del tiempo, aunque sus planes se tuercen al serle concedido el Premio Rómulo Gallegos del bienio 1994-1995 por Mañana en la batalla piensa en mí. Es el primer español que gana este galardón concedido por un jurado latinoamericano. Pese a su miedo a volar, recoge personalmente el premio en Caracas, el 2 de septiembre, donde pronuncia el discurso Lo que no sucede y sucede.
Del 27 de agosto al 1 de septiembre, El País publica por entregas el relato Sangre de lanza.
En octubre se publica el cuento En el tiempo indeciso, en la antología Cuentos de fútbol (Alfaguara, Madrid).
A lo largo del año firma diversos manifiestos referentes a la guerra de la ex Yugoslavia, entre ellos "La declaración de Aviñón".
1996
Aunque intenta aislarse no aceptando ningún tipo de encargo para poder finalizar Negra espalda del tiempo, los diversos premios otorgados y el éxito alcanzado a lo largo del año se lo impiden.
En enero se edita, bajo el sello de Alfaguara, su segundo libro de cuentos, Cuando fui mortal, que recoge relatos escritos en los últimos cinco años y uno inédito, No más amores.
La editorial Pre-Textos rescata dos antiguas traducciones: Un poema no escrito de W.H. Auden y Notas para una ficción suprema de Wallace Stevens.
En mayo, coincidiendo con los veinticinco años de la publicación de su primera novela, Los dominios del lobo, la editorial Espasa-Calpe publica El hombre que parecía no querer nada, antología de textos compilada por Elide Pittarello. Incluye un epílogo de Marías titulado Contar el misterio.
La publicación en Francia de la traducción de Mañana en la batalla piensa en mí despierta una enorme expectación y es recibida con críticas entusiastas y gran despliegue informativo. Por ejemplo, Le Monde le dedica toda una página llena de elogios y Libération incluye una amplia entrevista.
En junio se publica en Alemania Corazón tan blanco, del que se venden en dos semanas cien mil ejemplares. En parte el éxito fulgurante se debe a los elogios que recibe el libro en el programa de televisión "El cuarteto literario", donde el crítico Marcel Reich-Ranicki y los otros tres participantes son unánimes en sus elogios: "Es uno de los mayores autores vivos del mundo". "Está a la altura de G. García Márquez y su nivel literario no tiene comparación actualmente con otros autores contemporáneos". En el Frankfurter Allgemeine Zeitung, el crítico alemán Paul Ingendaay elogiaCorazón tan blanco, que se mantiene durante meses en los primeros puestos en las listas de los más vendidos en Alemania.
Las traducciones de sus obras se elevan a 50, repartidas en 18 países.
En agosto se publica por entregas en El País el relato Mala índole.
A lo largo del año, Mañana en la batalla piensa en mí obtiene los siguientes premios: el Premio Femina en Francia a la mejor novela extranjera y el Premio Arzobispo Juan de San Clemente de novela española que dan los estudiantes de COU de los institutos gallegos.
Interpone una demanda civil por incumplimiento de contrato contra la productora de la película El último viaje de Robert Rylands (dirigida por Gracia Querejeta), libérrima adaptación de Todas las almas.
En septiembre lleva vendidos en Alemania doscientos mil ejemplares de Corazón tan blanco.
Contrata los servicios de la agencia literaria de Mercedes Casanovas.
1997
Este es el año en que la ficción invade su vida real. En el mes de julio Jon Wynne-Tyson (Juan II) abdica en Javier Marías, que se convierte en el cuarto rey de Redonda, con el nombre de Xavier I.
La New York Public Library incluye Corazón tan blanco entre los 25 títulos más importantes editados en Estados Unidos en 1996, y el director de cine Francis Ford Coppola selecciona el cuento Lo que dijo el mayordomo para el número 2 de su revista Zoetrope.
En abril Alfaguara publica Mano de sombra, que recoge los artículos escritos en El Semanal a lo largo de dos años, de diciembre de 1994 a noviembre de 1996, bajo el epígrafe conradiano "Línea de sombra".
En mayo aparece, también bajo el sello de Alfaguara, el audiolibro con relatos leídos por el propio autor titulado No más amores.
En septiembre presenta un libro en homenaje a William Faulkner, en el centenario de su nacimiento, titulado Si yo amaneciera otra vez. William Faulkner. Un entusiasmo (Alfaguara, Madrid), con los poemas traducidos por Javier Marías y artículos sobre el escritor americano, y que incluye la pieza Un viaje, de Manuel Rodríguez Rivero.
El 12 de diciembre sale el libro Miramientos (Alfaguara, Madrid), que recoge los retratos realizados para la revista Cuadernos Cervantes entre marzo de 1995 y septiembre de 1997.
También se reedita en Alfaguara su traducción del Tristram Shandy de Sterne.
Este año obtiene los siguientes premios: IMPAC 1997, Premio Internacional de Literatura, por Corazón tan blanco. Fallado por el Trinity College de Dublín: la selección fue llevada a cabo por las bibliotecas públicas de Dublín. Lo recoge el 14 de junio, fiesta del Bloomsday, en el Royal Hospital Kilmainham en Dublín, sede del Centro Nacional de las Artes de Irlanda.
Premio Nelly Sachs de literatura alemana, por el conjunto de su obra y que reconoce una labor a favor de la tolerancia y reconciliación de los pueblos, otorgado por la ciudad de Dortmund, en la que se le entrega el 7 de diciembre, pronunciando el discurso Pobre cerilla.
En alemán lleva vendidos medio millón de ejemplares de Corazón tan blanco, que se edita en audio con una versión de la novela leída por el actor alemán Axel Milberg.
El 21 de noviembre el periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung comienza a publicar por entregas Mañana en la batalla piensa en mí.
1998
Realiza un largo viaje por Alemania y Suiza, donde lleva vendidos 700.000 ejemplares de Corazón tan blanco y 150.000 de Mañana en la batalla piensa en mí.
El 4 de mayo presenta su nueva novela Negra espalda del tiempo, bajo el sello de Alfaguara. La presentación es al mismo tiempo a la prensa, la crítica y el público. En una carta a los medios Javier Marías explica las razones que le llevaron a esto, y por qué se negaba a hablar del contenido del libro. En él se descubre que se ha convertido en Rey del Reino de Redonda.
La difusión de sus obras en todo el mundo llega a los dos millones de ejemplares vendidos, en 22 lenguas diferentes.
El 21 de mayo muere en Madrid de un infarto su primo, el cineasta Ricardo Franco.
En el mes de julio se le concede el Premio Letterario Internazionale Mondello-Cittá di Palermo por Mañana en la batalla piensa en mí, que recoge personalmente el 24 de octubre en esta ciudad.
El 8 de julio se falla la sentencia en su demanda contra Querejeta P C S.L., por la que se declara resuelto el contrato por incumplimiento de varias de sus cláusulas por parte de la productora. Se condena a la misma, en la persona de su representante legal Elías Querejeta, al pago de seis millones de pesetas a Javier Marías y a suprimir de los títulos de crédito de la película las referencias al escritor y a Todas las almas. Javier Marías recupera sus derechos sobre una futura adaptación cinematográfica de la novela.
A finales de este mes lleva vendidos cien mil ejemplares de Negra espalda del tiempo.
En noviembre viaja a México con motivo de la presentación de su última novela, que se sitúa en la lista de los libros más vendidos en ese país.
En diciembre se le concede el Premio Comunidad de Madrid a la creación artística.
Finaliza el año con la publicación del relato Serán nostalgias -adaptación del cuento No más amores-, en el libro colectivo a favor de las comunidades indígenas zapatistas Las voces del espejo (Publicaciones Espejo, México).
1999
En alemán ya se han vendido más de 900.000 ejemplares de Corazón tan blanco, y sus obras se traducen a 25 idiomas y se distribuyen en 30 países.
Consigue recuperar todos los derechos sobre sus obras, después de una larga negociación con Anagrama. La editorial Alfaguara es la encargada de editar su fondo.
En marzo se reeditan Corazón tan blanco y Pasiones pasadas (Alfaguara). Y en abril El hombre sentimental, con un prólogo de Javier Marías y un epílogo de Benet.
En esta misma editorial aparece, en marzo, un nuevo libro con la recopilación de artículos de otros dos años en El Semanal: Seré amado cuando falte. Y en abril, Desde que te vi morir. Vladimir Nabokov. Una superstición, selección de poemas traducidos por Javier Marías, y algunos artículos sobre el escritor ruso. El libro incluye la pieza de Félix de Azúa Un ajedrez jugado.
Firma el llamamiento del Parlamento Internacional de Escritores sobre la actuación serbia en Kosovo y la desaparición de intelectuales.
En mayo la editorial neoyorquina New Directions acuerda la publicación de seis de sus obras que irán apareciendo en Estados Unidos en los próximos años: Todas las almas, Corazón tan blanco, Mañana en la batalla piensa en mí, Cuando fui mortal, Vidas escritas y Negra espalda del tiempo.
Su salud se resiente y decide descansar todo el verano. Interrumpe sus artículos en El Semanal de julio a octubre, y se va a Inglaterra.
En septiembre sale una nueva edición de Los dominios del lobo, con un epílogo: Contra la costurera y el decorador.
2000
Este año prologa el Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid, con el título Lo que no es Madrid.
El 2 de enero El País Semanal publica un nuevo relato, Un sentido de camaradería.
Este año la editorial Alfaguara reedita varias de sus obras: Vidas escritas, con fotos elegidas por el autor, retoques en dos biografías y una nueva sección, "Mujeres en fuga", que figuraba en la primera edición de Literatura y fantasma, y una ampliación del prólogo Siete años y siete meses después; Mientras ellas duermen, que incluye varios cuentos más que la primera edición, entre ellos el primero que publicó, con quince años, La vida y la muerte de Marcelino Iturriaga; El siglo, con una continuación del prólogo Más de cinco años después; Todas las almas y Mañana en la batalla piensa en mí.
En mayo aparece Salvajes y sentimentales. Letras de fútbol (Aguilar, Madrid), recopilación de artículos a cargo de Paul Ingendaay (que previamente ya había salido en alemán, bajo el sello de la editorial Klett-Cotta).
Firma con intelectuales europeos y norteamericanos el manifiesto: "Un horror atormenta a Europa", sobre la impunidad del ejército ruso en la guerra de Chechenia. Y critica la medida de la Sanidad británica de negarse a pagar el tratamiento médico de los alcohólicos y de los fumadores.
El 5 de julio presenta su sello editorial Reino de Redonda, con la idea de publicar no sólo las obras de los antiguos reyes de Redonda, de los cuales es albacea literario, sino también a algunos de sus autores favoritos y obras que él ha traducido. Su primer libro es La mujer de Huguenin de MP Shiel. En él aparecen los primeros nombramientos reales de Xavier I. ,
El 15 de julio recoge, en Pescara, el primero de los tres premios que recibirá a lo largo del año en Italia, el Premio Ennio Flaiano por El hombre sentimental.
En octubre le entregan en Turín el premio Grinzane Cavour al conjunto de su obra.
Y en noviembre recibe en Roma el Premio Internacional Alberto Moravia de narrativa extranjera.
El 24 de septiembre, El Semanal publica su relato Un inmenso favor.
El 23 de septiembre participa, al lado de Fernando Savater y otros intelectuales españoles, en la marcha que se celebra en San Sebastián contra el terrorismo.
Entra a formar parte del Oxford Companion to English Literature, diccionario dirigido por la novelista Margaret Drabble.
En octubre se crea la primera página web no oficial, que se encarga de difundir su obra en Internet, además de contar con un foro de discusión:www.javiermarias.es, a cargo de Montse Vega.
2001
En febrero es elegido junto con Savater para formar parte del Consejo Ejecutivo del Parlamento Internacional de Escritores.
El 15 de febrero convoca el Primer Premio Reino de Redonda para literatos y cineastas extranjeros, elegido por los Duques del Reino de Redonda, que gana el 23 de abril el escritor sudafricano J.M. Coetzee, desde entonces Duke of Deshonra.
Con fecha 30 de abril nombra a Montse Vega Twilight Zone Royal o Real Zona Fantasma, en reconocimiento a su desinteresada labor en la web no oficial.
Este año se editan dos libros en la editorial Reino de Redonda: Bruma de R. Crompton y Ehrengard de Isak Dinesen.
Se reeditan en febrero sus libros: Vida del fantasma. Cinco años más tenue y Literatura y fantasma, que sufren modificaciones y ampliaciones explicadas por el propio autor en sendas ampliaciones de los prólogos. Ambos editados por Alfaguara.
En mayo aparece en Alfaguara A veces un caballero, tercera recopilación de artículos escritos para El Semanal.
En junio Javier Marías se encuentra con la desagradable sorpresa de que su relato Aviones marineros, encargado por la editorial RBA para un libro conmemorativo de la salida a bolsa de la compañía aérea Iberia, no es incluido en la obra.
Participa en los distintos homenajes que se le rinden a Fernando Savater, en la revista Letras Libres, por la Fundación Ortega y Gasset y la Asociación de Periodistas Europeos, y presenta el libro del filósofo A caballo entre dos milenios. El 8 de mayo escribe para el homenaje a José Luis López de Lacalle, asesinado por ETA, el texto Monólogo del esclavo.
En este mes de mayo Wendy Lesser, en The New York Times, dedica una elogiosa crítica a las dos últimas obras allí publicadas: Negra espalda del tiempo y Corazón tan blanco. De esta última se han vendido más de un millón de ejemplares en lengua alemana.
El 11 de mayo interviene en el chat de Inicia: es la primera vez que se pone delante de un ordenador y teclea él mismo sus respuestas (siempre escribe a máquina sus artículos y novelas).
En julio, con motivo del cuarto aniversario del nombramiento de Javier Marías como rey de Redonda, el suplemento de libros de El Periódico de Cataluña ofrece un amplio reportaje sobre este reino ficticio.
Pasa parte del verano en la ciudad de Soria escribiendo su futura novela.
El 20 de septiembre cumple 50 años.



Viaje a los bajos fondos del amor

Javier Marías publicará el 6 de abril 'Los enamoramientos', su nueva y esperada novela - Es una obra sobre la impunidad y la ambigüedad de los sentimientos

JAVIER RODRÍGUEZ MARCOS Madrid 11 FEB 2011


Javier Marías tiene sobre la mesa las pruebas de imprenta de Los enamoramientos, su nueva novela. Alfaguara la publica el 6 de abril pero él sigue retocándola. Dice que le cuesta hacerse a la idea de que está terminada. Por un tiempo, le costó incluso pensar que el libro pudiera existir. La aparición en 2007 de la tercera y última entrega de Tu rostro mañana -1.600 páginas, ocho años de obsesión y trabajo- le dejó agotado. "En todos los sentidos", matiza. "Pensaba que no tenía nada más que decir en el campo de la novela. No era pose, tenía dudas sinceras. Luego uno descubre que hay historias que van fraguando en la imaginación y que cristalizan a medida que se van escribiendo".

"Estar enamorado ennoblece, pero olvidamos que puede envilecer"

"Uno se engaña menos en la ficción que en un artículo o en la vida real"
En su caso, cristalizan en una máquina de escribir eléctrica que le convierte en una rara avis en la era de la informática. El propio Marías se ríe de sí mismo cuando la narradora deLos enamoramientos, que trabaja en una editorial, despotrica contra las manías de los escritores y contra algún "pirado" que sigue escribiendo a máquina. Según el escritor madrileño, adoptar el punto de vista de una mujer no ha sido reto alguno: "Las mujeres y los hombres somos diferentes en muchas cosas, pero no en la forma de pensar, observar y contar. Y eso es lo que hace un narrador. Las mujeres son tan distintas entre sí como los hombres. No fue un desafío. Uno lleva toda la vida observando, y teniendo novias y amigas".
Los enamoramientos arranca con María, la narradora, fascinada por una pareja que transpira felicidad y a la que contempla cada mañana en la cafetería a la que acuden a desayunar. Un día, se anuncia en la primera línea del libro, desaparecen. Con el tiempo, María sabrá que el hombre ha sido asesinado a navajazos por un indigente.
Pese a sus 400 páginas, dice Javier Marías que su nueva novela es muy concentrada -"pocos personajes, pocos hechos"-, una historia contemporánea que se desarrolla en Madrid. "Esta vez no hay nada de inglés ni nada que suceda en Inglaterra", subraya aludiendo con una sonrisa a su fama de anglófilo y a una de las constantes de su obra.
Otra de esas constantes es la dialéctica entre lo que se dice y lo que se calla, un juego en el que la gente no siempre es lo que parece. Todo eso está presente en Los enamoramientos, que reflexiona también sobre el sentimiento de impunidad. Con los políticos dando ejemplo, es algo que se ha instalado en la sociedad actual: "Son más los crímenes desconocidos que los registrados e infinitamente mayores los que han quedado impunes que los castigados".
Con idéntica contundencia, Marías bucea en el estado al que alude al título: "El enamoramiento es algo que normalmente se juzga deseable y positivo, redentor incluso. Y es así. Permite hacer cosas nobles, desinteresadas y de enorme generosidad y sacrificio. Lo que no se tiene muy presente es que también permite las mayores ruindades. Por su estado de enamoramiento una persona generosa puede ser mezquina y alguien normal puede convertirse en un criminal. El amor parece justificarlo todo, lo bueno y lo malo. Es algo que ennoblece, pero se olvida que también envilece".
Pese a proponer un viaje lúcido y crudo a los bajos fondos de los sentimientos, el autor de Corazón tan blanco dice que su nuevo libro es pesimista "y un poco sombrío", pero no sórdido. "Uno se engaña menos en las novelas que en un artículo o en la vida real", explica. "En las novelas es donde uno expone las cosas como realmente las ve". Lo cual no le lleva a aplicar esa lucidez radical a su propia vida: "Hay amigos que me han dicho: 'Habiendo en tus novelas tanta fineza para percibir ciertas cosas, ¿cómo es que en la vida real no te enteres de la misa la media?'. Yo respondo: 'Por fortuna'. Que tenga una cierta visión no me lleva a aplicármelo a mi vida cotidiana. Sería calamitoso".
Esa visión es la que le lleva a señalar que a veces los enamoramientos son una rueda de sustituciones: "Nos cuesta admitirlo porque pensamos que la última historia es la de verdad y porque nosotros mismos también somos sustitutos de alguien". Y otra vuelta de tuerca: el inconveniente de que volvieran los muertos si pudieran: "Incluso aquellos que más hemos querido y a los que más hemos llorado, aquellos cuya desaparición destroza la vida". Con el tiempo, afirma, su hipotético regreso sería una catástrofe: "La reaparición de alguien cuya desaparición fue motivo de desolación podría, a su vez, ser motivo de desolación, por paradójico que parezca. Basta con pensar en un padre o una madre, que son muy llorados. Al cabo de unos años, suponiendo que pudieran volver, dices: un momento, ¿y qué hacemos con la herencia?". Para Marías, ese es el tipo de dilemas que, apurando la crueldad, las novelas pueden todavía plantearse. ¿Por qué? "Porque son un territorio en el que uno está semi a salvo, un territorio de ficción".

Javier Marías según Víctor Gomollón

El joven ya es viejo lobo

Javier Marías (Madrid, 1951) fue durante años "el joven Marías". El adjetivo se lo añadió su amigo Juan Benet porque había un Marías viejo -su padre, Julián, el filósofo- y porque a los 17 años empezó a escribir una novela que publicó con 19. Fue en la primavera de 1971, hace ahora 40 años. Coincidiendo con la aparición de Los enamoramientos, Alfaguara recuperará aquel libro inaugural: Los dominios del lobo. "Está escrito con la absoluta irresponsabilidad del que no piensa siquiera en publicarlo", dice su autor.
Con 13 novelas en 40 años -si contamos por separado las tres partes de Tu rostro mañana-, Marías no se siente un escritor profesional: "Todavía lo considero un divertimento, algo que puede darse o no. Cuando termino un libro no sé si habrá otro. Y me alegra que sea así, porque en esta tarea siempre tiene que haber algo de azaroso y desinteresado". Desinteresado no es, sin embargo, lo mismo que gratuito, por eso al escritor -cuya nueva novela se publicará simultáneamente en papel y en formato digital- le sorprende que algunos consideren los derechos de autor un privilegio. "Fueron una conquista para evitar que mecenas y editores explotasen a los escritores", explica. "Decir que la propiedad intelectual nos convierte en privilegiados es como decir que los albañiles lo son por trabajar ocho horas en lugar de 14".
Miembro de la Real Academia Española desde 2006, Marías dice que su balance de estas cuatro décadas es "positivo": "He tenido mucha suerte. La literatura me ha permitido una independencia considerable. Cuando me preguntan por qué escribo digo que para no tener jefe y no madrugar. También porque me permite no deberle casi nada a casi nadie y no saludar a quien no deseo. ¿Lo malo? Darte cuenta de que, por mucho oficio que tengas, cuando empiezas una nueva novela no te sirve para nada. Me cuesta más escribir un libro ahora que hace 40 años".






Javier Marías

La pasión de pensar

JORDI GRACIA 2 ABR 2011


El laboratorio literario de Javier Marías ha regresado al orden civil y sentimental -a la vida moral- tras la fastuosa excursión vivida en busca de Tu rostro mañana (2002-2008). Con ella abrió a la ideología y la historia política el foco narrativo y Los enamoramientos ha vuelto a ceñirlo para concentrarlo. Las figuras literarias de Marías tienden a ser organismos mentales que especulan y piensan sin acertar nunca del todo en la certeza porque ese es el juego: la verdad es una maraña, se repite varias veces en esta novela, e incluso nada es lo que parece en ella a simple vista, ni siquiera a vista más atenta. Aunque Tu rostro mañana estuvo escrita en estado de gracia, el remate argumental era extrañamente deudor de las tramas truculentas o folletinescas del XIX (de Balzac o de Dumas, tan presentes en esta). No es un rasgo casual: un asesinato (o un homicidio) urdido por amor y por egoísmo aparece como soporte ideal para levantar la tupida enredadera reflexiva que hace de la conjetura y la especulación los recursos hegemónicos y también una forma de plenitud literaria. El lector de Marías ya lo sabe: la ocasional debilidad de esta amplificación reflexiva o esa sobreabundancia del estilo tienen un efecto narcotizante, casi de salmodia discursiva, pero también la garantía segura de un nuevo hallazgo o una nueva sinuosidad que compensará y completará la pasión de pensar en que chapotea felizmente el lector casi todo el rato.

Los enamoramientos

Javier Marías
Alfaguara. Madrid, 2011.
401 páginas 19,50 euros.
Libro electrónico: 12,99 euros


Los subtemas despliegan una fascinante variedad de elementos soterrados tan valiosos como la trama principal: la muerte y su puntualidad llegan arrastrados de nuevo por Macbeth y el peso de su presencia póstuma se calcula a través de Los tres mosqueteros y de un angustioso relato de Balzac; hacerse responsable de lo sabido y administrarlo con riesgo o solvencia; la racionalidad como posición exigente pero en retirada frente al sentimentalismo o a los argumentos emotivos; el egoísmo como recurso paradójicamente noble y el perdón o la comprensión cabal como eximidores de la extendida costumbre de la delación, el chivatazo o la mera habladuría. Casi ningún hilo se abandona y ni siquiera el profesor Rico deja de aparecer tras su primera comparecencia (para meter la pata), aunque la novela es una novela de personajes, muy pocos, y todos ellos expuestos a través de los ojos de la narradora o de sus propias palabras desplegadas bajo el artificio (o el pacto implícito) de que meditarán con las formas retóricas y las vueltas y revueltas de un narrador que pesa sobre ellos sin que eso dañe la efectividad de la novela. Ya lo he dicho antes: tanto Luisa como los demás personajes, o casi todos, carburan intelectualmente con los mismos tics y formalismos. Y sin embargo nada de eso dobla o rebaja el relato porque su artificiosidad es parte de su credibilidad, y además lo que importa al lector acaba siendo la versatilidad reflexiva, la reorientación del juicio sobre lo que sucede o puede haber sucedido, la tensión final de una generosidad sentimentalmente cautiva que puede ser juzgada más severamente (pero quizá no más justamente) como abstencionista o irresponsable. La novela es el espejo en el que especulamos sobre nosotros mismos y sobre la permisividad ante la tropelía (matar, mentir, injuriar, sobornar): una escuela de pensamiento matizado, libre, atrevido, agnóstico y desprejuiciadamente adulto.Y en esta vuelve a suceder lo que ha dado el mejor Marías, incluido sus manierismos: la valentía desenmascaradora de las formas del subterfugio y el autoengaño, de la debilidad moral y el oportunismo, de las falsas respuestas consoladoras y de la malla de intereses que se cruzan en nuestras cabezas para justificar nuestro deseo o nuestra conducta. Desmenuzar la trama aquí me parece fuera de lugar porque remite toda la historia -contada por una mujer que habla exactamente igual que los narradores masculinos de sus novelas de madurez- a la práctica habitual del escritor, tan inconfundible y tan fecunda: poner a prueba la colisión entre deseos y sentimientos y deber moral o justicia a partir de unos pocos datos inciertos. El caso que dirime la novela y la posición final que adopta su protagonista -adelantada aquí y allá en el curso del relato básicamente pensado y dialogado- compromete nuestra propia jerarquía de valores como jueces de unos hechos y unos sentimientos que conocemos con la misma escasez o impuntualidad que la protagonista. Y nuestro juicio estará sometido a su misma inexactitud, aunque podamos concluir de modo distinto que ella: quizá no aceptará el lector que el peso del enamoramiento tiende a la indulgencia generosa hacia el que fue objeto del enamoramiento -porque el rastro sigue condicionando el juicio- en una forma distinta a como obra el que ha sentido el arrebato del amor.



OBRAS
NOVELAS
  • Los dominios del lobo (1971).
  • Travesía del horizonte (1973)
  • El monarca del tiempo (1978)
  • El siglo (1983)
  • El hombre sentimental (1986)
  • Todas las almas (1989)
  • Corazón tan blanco, Anagrama (1992)
  • Mañana en la batalla piensa en mí (1994)
  • Negra espalda del tiempo (1998)
  • Tu rostro mañana (compilación de las tres siguientes obras, publicada en 2009):
    • 1. Fiebre y lanza (2002)
    • 2. Baile y sueño (2004)
    • 3. Veneno y sombra y adiós (2007)
  • Los enamoramientos (2011)
  • Así empieza lo malo (2014)

RELATOS
  • Mientras ellas duermen (1990, 10 cuentos; edición ampliada en 2000 con 4 más)
  • Cuando fui mortal (1996, 12 cuentos)
  • Mala índole (1998, Plaza & Janés). Este relato largo había sido publicado originalmente, por entregas, en seis números del diario El País entre el 19 y el 24 de agosto de 1996.
  • Mala índole. Cuentos aceptados y aceptables (2012, Alfaguara). Contiene 30 relatos, prácticamente todos los que Marías considera dignos de reeditar.

COLECCIONES DE ARTÍCULOS
  • Pasiones pasadas (1991) Como introducción, la edición de Debolsillo de 2007 contiene un prólogo de Elider Pittarello, unas notas del autor y P.D. Ocho años después, también de Marías; al final del libro está el apartado Procedencias en el que se indican dónde y cuándo fueron publicados los artículos; el libro mismo tiene 31 textos distribuidos en 5 secciones:
    • TRES CIUDADES, UN BARRIO Y UNA CASA: Venecia, un interiorEl manojo de llaves de la sabiduríaLa ciudad más presumidaEn ChamberíLa biblioteca invasora
    • CINCO RETRATOS: El señor Benet recibeEl tío JesúsRetrato imaginario del artista en casaLa espera de un entendidoLa muerte de Aliocha Coll
    • ASUNTOS VITALES Y ASUNTOS MORTALES: La edad del recreoNo pareces españolOcultarse el destinoDe la actual dificultad de insultarLa venganza y el mayordomoContra la larga vidaQuiénes hacen la culturaDeseo ser protegidoLo que no ocurreEl aborigenElogio del egoístaDesalmadas de pensamiento"Qué asco"Amor eterno
    • ASUNTOS NO MUY LITERARIOS: Falsificaciones literariasAñoranza del árbitroEl hombre que no pudo ser reyNada importaPolvoriento espectáculoSeis recomendaciones superficiales a los críticos jóvenes
    • UNA DESPEDIDA: La dificultad de perder la juventud
  • Literatura y fantasma (1993; edición ampliada en 2001)
  • Vida del fantasma (1995; edición ampliada en 2001)
  • Salvajes y sentimentales: letras de fútbol (2000; edición ampliada en 2010)
  • Donde todo ha sucedido: al salir del cine (2005)
  • Aquella mitad de mi tiempo: al mirar atrás (2008)
  • Los villanos de la nación. Letras de política y sociedad (2010)
  • Publicados en el suplemento XL Semanal (ABC y 22 diarios regionales):
    • Mano de sombra (1997, artículos de 1995-97)
    • Seré amado cuando falte (1999, artículos de 1997-99)
    • A veces un caballero (2001, artículos de 1999-01)
    • Harán de mí un criminal (2003, artículos de 2001-02)
  • Publicados en el suplemento El País Semanal (de El País):
    • El oficio de oír llover (2005, artículos de 2003-05)
    • Demasiada nieve alrededor (2007, artículos de 2005-07)
    • Lo que no vengo a decir (2009, artículos de 2007-09)
    • Ni se les ocurra disparar, (2011, artículos de 2009-11)
    • Tiempos ridículos, (2013, artículos de 2011-13)
  • Lección pasada de moda. Letras de lengua, Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores, 2012; edición y prólogo de Alexis Grohmann (49 artículos sobre el idioma español, publicados originalmente como columnas semanales, salvo 4 en periódicos)

ENSAYOS
  • Cuentos únicos (1989)
  • Vidas escritas (1992)
  • El hombre que parecía no querer nada (1996)
  • Miramientos (1997)
  • Faulkner y Nabokov: dos maestros (2009)
    • Si yo amaneciera otra vez de William Faulkner (1997)
    • Desde que te vi morir de Vladimir Nabokov (1999)

LITERATURA INFANTIL
  • Ven a buscarme (2011)

TRADUCCIONES

  • El brazo marchito y otros relatos, de Thomas Hardy (1974)
  • La vida y las opiniones del caballero Tristram Shandy. Los sermones de Mr. Yorick, de Laurence Sterne (1978)
  • De vuelta del mar, de Robert Louis Stevenson (1980)
  • El espejo del mar, de Joseph Conrad (1981)
  • Ehrengard, de Isak Dinesen (1984)
  • El violinista ambulante, de Thomas Hardy (1984)
  • El crepúsculo celta, de William Butler Yeats (1985)
  • Religio Medici. Hydriotaphia, de Thomas Browne (1986)
  • Autorretrato en espejo convexo, de John Ashbery (1990)
  • Un poema no escrito, de W. H. Auden (1996)
  • Notas para una ficción suprema, de Wallace Stevens (1996)
  • Si yo amaneciera otra vez, de William Faulkner (1997)
  • Desde que te vi morir, de Vladimir Nabokov (1999)
  • La mujer de Huguenin, de M. P. Shiel (2000)
  • Bruma, de Richmal Crompton (2001)
Si yo amaneciera otra vez y Desde que te vi morir incluyen traducciones de poemas de Faulkner y Nabokov, respectivamente, y ensayos de Javier Marías, por lo que se han incluido en dos categorías.


PREMIOS
  • El brazo marchito y otros relatos, de Thomas Hardy (1974)
  • La vida y las opiniones del caballero Tristram Shandy. Los sermones de Mr. Yorick, de Laurence Sterne (1978)
  • De vuelta del mar, de Robert Louis Stevenson (1980)
  • El espejo del mar, de Joseph Conrad (1981)
  • Ehrengard, de Isak Dinesen (1984)
  • El violinista ambulante, de Thomas Hardy (1984)
  • El crepúsculo celta, de William Butler Yeats (1985)
  • Religio Medici. Hydriotaphia, de Thomas Browne (1986)
  • Autorretrato en espejo convexo, de John Ashbery (1990)
  • Un poema no escrito, de W. H. Auden (1996)
  • Notas para una ficción suprema, de Wallace Stevens (1996)
  • Si yo amaneciera otra vez, de William Faulkner (1997)
  • Desde que te vi morir, de Vladimir Nabokov (1999)
  • La mujer de Huguenin, de M. P. Shiel (2000)
  • Bruma, de Richmal Crompton (2001)
Si yo amaneciera otra vez y Desde que te vi morir incluyen traducciones de poemas de Faulkner y Nabokov, respectivamente, y ensayos de Javier Marías, por lo que se han incluido en dos categorías.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada