miércoles, 22 de enero de 2014

Benjamin Lacombe


(1982)

Benjamín Lacombe

Benjamin Lacombe nació en París en 1982. En 2001, asistió a la Escuela Nacional de Artes de París (ENSAD), donde realizó su formación artística. Además de sus estudios, trabajó como artista de la publicidad y en películas de animación antes de completar su primera serie de cómics a la edad de 19 años, junto con algunos otros libros ilustrados ...


Su proyecto final «cereza y aceituna», que él mismo escribió e ilustró, se convirtió en su primer libro infantil y fue publicado por Les Éditions du Seuil en marzo de 2006. Al año siguiente, fue lanzado por Walker Books (EE.UU.) y nominado a uno de los 10 libros para niños en el año 2007 en los EE.UU. por la prestigiosa revista semanal Times.


Desde entonces, Benjamin ha escrito e ilustrado numerosos libros. Ha trabajado sobre todo con Albin Michel, Barefoot Books (EE.UU.), Edelvives (España), Hemingway Corea (Corea), Milán, MaxMilo, Sarbacane, Soleil, Walker Books (EE.UU.) y, por supuesto, Le Seuil Jeunesse, la editorial que publicó la mayoría de sus libros.

Benjamin expone su trabajo sobre una base regular. Entre otros, se ha mostrado en las galerías de arte siguientes: Ad Hoc Art (Nueva York), L'art de rien (París), Dorothy Circus (Roma), Maruzen (Tokio), etc ..

Trabaja y vive en París con su perro Virgile, que, a menudo, se encuentra escondido entre las páginas de sus libros.





Títulos destacados


El herbario de las hadas de Benjamín Lacombe
Título: El herbario de las hadas 
Autor/es: Perez, Sébastien 
Ilustrador: Lacombe, Benjamin 
Editorial: Edelvives
Colección: Álbumes Ilustrados 
N.º Páginas: 72 
Formato: 279x812 mm 
Encuadernación: Cartoné
ISBN: 9788426381828
Descripción: Por orden de Rasputín, el científico Alexandr Bogdanovitch viaja al bosque de Broceliande, del que se cuentan muchas leyendas, en busca del elixir de la inmortalidad. En su lugar encuentra un fantástico mundo de seres maravillosos que lo cautivará. Un libro de gran formato sobre el apasionante universo de las hadas. Las bellas imágenes de estos seres y las plantas que habitan ilustran el diario que narra la historia. El texto se completa con la correspondencia del científico y páginas de papel vegetal con espectaculares ilustraciones.


Blancanieves de Benjamín Lacombe
Título: Blancanieves 
Autor/es: Lacombe, Benjamin 
Ilustrador: Lacombe, Benjamin 
Editorial: Edelvives
Colección: Álbumes Ilustrados 
N.º Páginas: 45 
Formato: 270x313 mm 
Encuadernación: Cartoné
Descripción: Érase una vez, en pleno corazón del invierno, una reina que cosía al lado de la ventana. A través del marco de ébano, contemplaba los copos de nieve que revoloteaban en el aire, como plumas. De pronto, se pinchó el dedo, y tres gotas de sangre cayeron en la nieve. Sobre el fulgor de la nieve, el rojo era tan hermoso que pensó:
«¡Ay! ¡Ojalá tuviera un hijo con la piel blanca como la nieve, los labios rojos como la sangre y el cabello negro como el ébano!». El clásico de los hermanos Grimm representado a través de las maravillosas ilustraciones de Benjamin Lacombe.

Cuentos macabros de Benjamín Lacombe
Título: Cuentos Macabros 
Autor/es: Allan Poe, Edgar 
Ilustrador: Lacombe, Benjamin 
Editorial: Edelvives
Colección: Cuentos Macabros 
N.º Páginas: 224 
Formato: 195x275 mm 
Encuadernación: Cartoné
Descripción: Una edición de lujo de los cuentos de Edgar Allan Poe, maestro del terror. Los inquietantes relatos, que se presentan con la traducción de Julio Cortázar, van acompañados de las espectaculares ilustraciones de Benjamin Lacombe. Esta edición única incluye además un texto de Baudelaire sobre la vida y obra de Poe. Contiene los relatos Berenice, El gato negro, La isla del hada, El corazón delator, La caída de la casa Usher, El retrato oval, Morella y Ligeia.


Benjamin Lacombe


Benjamín Lacombe 

"La Reina malvada de Blancanieves me recuerda a Madonna"
  • Entrevistamos al ilustrador más solicitado del momento
  • Acaba de publicar los "Cuentos macabros" de Poe, traducidos por Cortázar




BENJAMIN LACOMBE (París, 1982)

Este ilustrador francés es ya conocido en medio mundo y ha expuesto su trabajo en lugares como París, Roma o Tokio. Es autor e ilustrador de una veintena de libros que han sido premiados en todo el mundo, como Los Amantes Mariposa, Genealogía de una Bruja, Cuentos Silenciosos, Melodía en la ciudad…. Sus ilustraciones, tan preciosas, coloristas, melancólicas y detallistas, pertenecen a una nueva generación de artistas.
JESÚS JIMÉNEZJESÚS JIMÉNEZ 17.12.2011
Desde hace ya unos años, el francés Benjamin Lacombe es uno de los ilustradores más solicitados del mundo gracias a sus espectaculares imágenes, capaces de aportar una nueva visión a clásicos como Blancanieves o los Cuentos de Poe traducidos por Cortázar, trabajos que presenta estos días en España con la editorial Edelvives.

'Cuentos de Poe'

"Poe es para mí un autor muy importante. Lo leí cuando tenía 10-11 años, y siempre ha sido un universo muy cercano, con el que me siento muy identificado".
"Tenía miedo de estropear el aspecto fantástico, continúa Lacombe. Por eso no he dibujado explícitamente todo lo que de fantástico hay en los cuentos, sino que he recreado un ambiente, siempre de forma sugerente: he dibujado sombras, manos detrás de una puerta, etc., y he dejado que trabaje la imaginación del lector; no he querido ofrecer yo una imagen explícita, pues la imagen de cada lector será diferente".
"También he dibujado elementos que recrean la época de Poe. El escritor en su tiempo era “contemporáneo” y daba por sentados detalles que el lector moderno puede pasar por alto, y querido reflejar esos detalles en la ilustración. Por ejemplo, he dibujado corsés, para dar idea de cómo era la postura de las personas y que el lector comprenda por qué se mantenían de esa manera, y he dibujado la iluminación de una vela para que se comprenda por qué el ojo del personaje no veía la forma que se encontraba un poco más allá, etc".

La auténtica Blancanieves

En cuanto a su versión de Blancanieves, Lacombe asegura que: "se trata de una versión auténtica del cuento, que se ha traducido directamente del original en alemán. En ese sentido, el texto no ha resultado especialmente complicado".
"En cuanto a las imágenes, como el cuento es tan conocido y se ha reescrito tantas veces, creo que se ha llegado a crear una versión falsa. En mi versión he procurado volver a la verdad del cuento. Junto con imágenes más narrativas, he insertado también imágenes no narrativas, pinturas que reflejan el aspecto simbólico, lo que subyace en la historia y no tanto lo que todos conocemos. Precisamente porque todo el mundo lo conoce, he trabajado sobre todo el aspecto simbólico".
"En Blancanieves, afirma Lacombe, he usado dos técnicas: el guache con óleo para el color y el lápiz para el blanco y negro. He usado el color para dibujar las imágenes más simbólicas y el blanco y negro para las imágenes más explícitas y narrativas".
"He disfrutado mucho dibujando a la reina malvada de Blancanieves, pues he procurado hacer algo diferente de ese personaje: se transforma en cuervo, es rubia, muy nórdica, al estilo de Nicole Kidman, y con ese aspecto frío que me recuerda a Madonna. Es totalmente opuesta a Blancanieves, que es una niña cándida y morena".

Otros trabajos

Destacan también sus libros El Herbario de las hadas y La niña silencio, sobre el maltrato infantil, ambas publicadas por Edelvives.
"¡Para conocer mi visión de las hadas hay que leer el libro!, asegura. Quise separarme de la imagen típica de las hadas, que se dibujan siempre como seres finos y delicados con típicas alas. No quería eso en absoluto. Decidí hacer criaturas, seres raros, vinculados a la flora, a las plantas y con un vocabulario propio. Ha sido un trabajo de creación pura, con el que he querido separarme de las reglas establecidas".
En cuanto a su forma de reflejar el maltrato infantil, nos confiesa que se ha acercado al tema: "Con sencillez y no de una forma fuerte, ni con “sobrepuja”. En este tema hay que contenerse mucho y trabajar el aspecto simbólico: he dibujado una jaula con pájaros, que simbolizan el secreto, y una boca cosida y, cuando la niña habla, los pájaros salen volando. He querido abordarlo con poesía y contención, y en absoluto dibujando una niña con cardenales o una mano golpeando".

"Uno no se ríe todos los días"

Contrariamente a otros ilustradores de cuentos, es difícil ver sonreir a sus personajes, lo que les da un aire de melancolía, pero Lacombe le resta importancia: "Es verdad que mis personajes no sonríen constantemente enseñando todos los dientes, pues en mi opinión la vida es así; uno no se ríe todos los días. Los personajes pasan por momentos distintos. Es verdad que soy un poco melancólico, pero no es ni mucho menos una constante".
En cuanto a sus referencias, asegura que le influyen: " La vida en general y la gente que conozco. Por ejemplo, me inspiré mucho en Sébastien Perez para dibujar aRossignol. También me inspiro mucho en el cine, de directores como Hitchcock, Tati, Almodóvar Lars von Trier. De la pintura, mis referencias son principalmente los primitivos flamencos y el Quattrocento. También tengo una gran influencia de la fotografía, y en especial la fotografía escenificada (Erwin Olaf, Desiree Dolron, Gregory Crewdson...)".
Al contario que otros autores, que se sienten cómodos con una técnica, a Lacombe le gusta adaptar su técnica a cada trabajo: "Pinturas de color: guache y óleo sobre papel. Otras técnicas: lápiz, tintas, acuarela. No utilizo siempre la misma técnica; depende de lo que quiero expresar".
Lacombe nos ha confesado el método de trabajo que uso en otro de sus libros más populares Erase una vez realizado con la técnica pop-up o tres dimensiones (Podéis ver el espectacular anuncio en los videos relacionados)  "Primero elaboro bocetos para describir la idea del volumen. Trabajo con el diseñador José Pons, que hace las maquetas, luego yo tengo que corregirlas, hasta que sale la maqueta definitiva. Después hay que trabajar sobre el plano y retocar, hacer y rehacer. Es un proceso muy largo y laborioso. Pero muy divertido, porque se da volumen a formas poco realistas que se estilizan con volúmenes muy realistas, poniendo de relieve solo algunos elementos que sirven para realzar el simbolismo y la narración".

Sus proyectos

Actualmente Lacombe trabaja en:  "Una adaptación del cuento alemán Ondine, del que estoy haciendo una versión personal. También tengo en marcha una exposición llamadaMemories, de la que se puede encontrar información en mi blog", aunque le gustaría ilustrar muchas otras historias: ¡Muchísimos! Autores de los siglos XIX y XX, como Wilde, Lovecraft..., cuentos de Sébastien Perez, y también mis propias historias. Tengo miles de ideas.


Benjamin Lacombe
Foto de Daniel Mordzinski
Rincón de Benjamin Lacombe
Por Ana Teruel
13 de diciembre de 2013

Entrar en el taller del dibujante Benjamin Lacombe (1982, París) es sumergirse en su peculiar universo onírico, a medio camino entre el mundo mágico de Disney y el ambiente gótico de Tim Burton. Dan la bienvenida dos habituales de sus historietas: Lisbeth, una pequeña juguetona de dos años y medio y Virgile, un gran sharpei de nueve años, que observa desde una esquina. Sus inseparables compañeros aparecen en casi todos sus libros. "Alfred Hitchcock siempre salía en su películas. Yo intento sacar a mis perros, a pesar de que en algunas historietas es más complicado", dice Lacombe. En algunos cuentos, como en Swinging Christmas, que Edelvives edita ahora en España, son personajes a parte entera. En otros aparecen escondidos entre los remolinos de la melena de la protagonista, en una esquina de un paisaje o en algún medallón o fotografía. "Si no salen, es que realmente no me ha gustado el proyecto". Hace tres años que Lacombe decidió que era hora de separar su taller de su vivienda y eligió este pequeño piso de doshabitaciones, sin una sola pared en blanco y con grandes ventanales, en el este de París. Una forma de cerrar la puerta al finalizar el día. Pese a todo, en momentos de más trabajo, tiende a encerrase días enteros en este taller, situado a apenas unos minutos a pie de su casa. Aquí materializa sus ideas, da forma definitiva a sus personajes, que esboza primero en su libreta que lleva siempre con él. Sentado ya en su despacho, dibuja sutilmente con un leve trazado de lápiz en grandes formatos. Pacientemente, lo va cubriendo con pintura por pequeñas capas, esperando a que se sequen y echando mano del secador cuando hace falta. Para cada obra suele tardar unos tres días. En el caso de las más complicadas puede dedicarle hasta diez jornadas, dependiendo también de la técnica. Aunque Lacombe es un perfeccionista y le gustaría tener más tiempo. Cuando no está en su taller, a Lacombe le gusta hacer intervenciones en los colegios donde intercambia con los niños. Su obra, que alterna cuentos infantiles con trabajos para mayores —Edelvives edita también ahora el segundo volumen de su versión ilustrada de Nuestra Señora de París—, es también un constante viaje de ida y vuelta entre la infancia y la edad adulta. "Mis libros suelen ser proyectos que me han emocionado de pequeño y que han madurado durante años", relata. Ocurrió con los Cuentos Macabros de Edgar Allan Poe, que leyó con 11 años. "Pensé, un día lo haré", dice. O con Madame Butterfly, que acaba de editar en Francia, una ópera que vio también en torno a la misma edad. "Lo recuerdo muy, muy bien, es la primera vez que lloré en un espectáculo", cuentas. En mente tiene ya el próximo libro, que prepara con su cómplice de siempre, el autor Sebastien Pérez. "Será una temática que viene de la infancia pero tratada con un toque de arte contemporáneo… no puedo decir más. Será para adultos y para niños, niños a los que no les gusta que se los trate como si fueran tontos".




BIBLIOGRAFÍA

LITERATURA JUVENIL
  • Caperucita Roja, Seuil Jeunesse edición (2004)
  • Cereza Guinda, Seuil Jeunesse edición (2006)
  • Cabellos Largos, Talents Hauts edición (2006)
  • La fatídica noche de Ernest, Sarbacane edición (2007) (Texto co-escrito con Sebastián Pérez)
  • Los Amantes Mariposa, Seuil Jeunesse edición (2007)
  • La pequeña bruja, Seuil Jeunesse edición (2008) (Texto co-escrito con Sebastán Pérez)
  • Genealogía de una Bruja, Seuil Jeunesse edición (2008)
  • El gran día de la pequeña Lin Yi, Milan Jeunesse edición (2009)
  • Melodía en la Ciudad, Seuil Jeunesse edición (2009) Cuento musical
  • Blancanieves, Edición Milan (2010)
  • El herbario de las hadas, Albin Michel Jeunesse edición (2011) (Texto co-escrito con Sebastián Pérez)
  • Ondine, Albin Michel Jeunesse edición (2012)
  • Balanceo de Navidad, Albin Michel Jeunesse edición (2012) Cuento musical (Texto co-escrito con Olivia Ruiz)

LITERATURA PARA ADULTOS

  • Los Cuentos Macabros, Soleil edición (2009) (Texto de Edgar Allan Poe)
  • Notre-Dame de Paris, Partie 1, Soleil edición (2011) (Texto de Victor Hugo)
  • Notre-Dame de Paris, Partie 2, Soleil edición (2012) (Texto de Victor Hugo)

COMICS
  • El espíritu del tiempo Volumen 1, Soleil edición (2003)
  • El espíritu del tiempo Volumen 2, Soleil edición (2005)

ILUSTRACIONES

El maestro gato, Hatier edición (2003) (Ilustración de un cuento de Charles Perrault)

¿Por qué el caparazón de la tortuga?..., Seuil Jeunesse edición (2006) (Ilustración de un texto de Mimi Barthélémy)
Cuéntame otra historia, Tourbillon edición (2007) (Ilustradores colectivos)
Destino de los perros, Max Milo Jeunesse edición (2007) (Ilustración de un texto de Sebastián Pérez)
El niño callado, Seuil Jeunesse edición (2008) (Ilustración de un texto de Cécile Roumiguière)
Érase una vez, Seuil Jeunesse edición (2010)
Rossignol, Seuil Jeunesse edición (2011) (Texto Sebastián Pérez)


AUTOR
  • Azules del pantano, Milan Jeunesse Blues Bayou, mayo 2009 (Ilustraciones de Daniela Cytryn)
  • El cuaderno rojo, Seuil, abril 2010 (Ilustraciones de Agata Kawa)


GALERÍA





























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada